• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Testigo implica al presidente de Guatemala en matanza de indígenas

Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala | EFE

Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala | EFE

"Los militares, los soldados, a órdenes del mayor Tito Arias, conocido como Otto Pérez Molina, coordinaban la quema y el saqueo de la gente", declaró ante el tribunal Hugo Bernal, quien trabajaba en el Cuerpo de Ingenieros del Ejército guatemalteco en un destacamento ubicado en el noroccidental departamento de Quiché

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un antiguo colaborador del Ejército de Guatemala que compareció hoy ante el tribunal donde se celebra el juicio por genocidio contra el general golpista José Efraín Ríos Montt, implicó al actual presidente, el general retirado Otto Pérez Molina, en una matanza de indígenas ixiles.

"Los militares, los soldados, a órdenes del mayor Tito Arias, conocido como Otto Pérez Molina, coordinaban la quema y el saqueo de la gente", declaró ante el tribunal Hugo Bernal, quien trabajaba en el Cuerpo de Ingenieros del Ejército guatemalteco en un destacamento ubicado en el noroccidental departamento de Quiché.

Bernal, quien declaró en el juicio por medio de una videoconferencia para resguardar su seguridad, aseguró que entre 1982 y 1983 estuvo destacado como mecánico en el cuartel militar "El Pino", en la población de Nebaj, uno de los municipios que integran el denominado Triángulo Ixil.

En ese lugar, aseguró, observó cómo decenas de indígenas ixiles fueron llevados por soldados para torturarlos y asesinarlos.

"Llegaban golpeadas, con la lengua quitada, con las uñas quitadas" y eran ejecutadas por los militares, declaró.

El jefe de ese destacamento en esos días, precisó, era el entonces mayor del Ejército Otto Pérez Molina, quien dentro de las Fuerzas Armadas utilizó el pseudónimo de "Mayor Tito Arias".

"Sí, hubieron ejecuciones de la compañía (militar)", respondió el testigo. "La gente era trasladada, mujeres y niños. Cuando las ejecuciones se daban en 'Los Pinos', los oficiales a cargo eran quienes los mataban y sepultaban clandestinamente", añadió.

"Eran ordenes que daban el mayor Francisco Marín Oliva y Tito Arias. Ellos mandaban en un jeep a los oficiales a una tienda propiedad de doña Chavela, si no a otra cantina que se llamaba 'Los Tres Monitos', y en estado de ebriedad iban a hacer la ejecución en 'El Pino'", relató Bernal.

Ni Pérez Molina, quien gobierna Guatemala desde enero de 2012, ni ningún funcionario de la Presidencia se han pronunciado respecto a las acusaciones del testigo.

En ocasiones anteriores, el mandatario ha aceptado haber sido comandante de una base militar ubicada en el Triángulo Ixil en los años ochenta, pero ha negado su participación en violaciones a los derechos humanos durante la guerra interna de 36 años que vivió Guatemala entre 1960 y 1996.

El juicio por genocidio y crímenes de guerra en contra de Ríos Montt y su antiguo jefe de Inteligencia Militar, el también general retirado José Rodríguez, se inició el pasado 9 de marzo, y según las previsiones del tribunal podrían extenderse al menos un mes más.

Hasta el momento han comparecido ante el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, donde se celebra el histórico juicio, cerca de un centenar de supervivientes y familiares de las víctimas.

La Fiscalía acusa a Ríos Montt y Rodríguez del asesinato de al menos 1.771 indígenas de la etnia ixil, los cuales fueron muertos en al menos 16 matanzas colectivas perpetrada por el Ejército entre marzo de 1982 y agosto de 1983, período durante el cual Ríos Montt gobernó de facto el país.