• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Terminó campaña electoral en medios

Los casos de corrupción empañan imagen de Rousseff | Foto EFE

Los casos de corrupción empañan imagen de Rousseff | Foto EFE

Los candidatos opositores aprovecharon sus últimos minutos en televisión para criticar a Rousseff por la corrupción en Petrobras 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la conclusión de la campaña electoral para televisión y radio, la contienda seguirá en las calles hasta mañana, un día antes de que 142 millones de brasileños acudan a las urnas.

La propaganda en televisión para las elecciones en Brasil terminó ayer con duros ataques de la ecologista Marina Silva y el economista Aécio Neves a la presidente Dilma Rousseff, candidata a la reelección que ofreció un “gobierno nuevo de ideas nuevas”.

Las encuestas señalan que Silva y Neves se disputan la posibilidad de llegar a una segunda vuelta frente a Rousseff y coincidieron en quemar sus últimos cartuchos televisivos con los casos de corrupción que han sido denunciados en la petrolera estatal Petrobras.

“Miente quien dice que no sabía que había robos en Petrobras, miente quien dice que no sabe lo que está pasando con la corrupción en este país”, declaró Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño, en su último espacio televisivo.

Neves, aspirante del Partido Social Demócrata Brasileño, también atacó por ese flanco y utilizó imágenes de un debate entre los candidatos presidenciales, en el que exigió a Rousseff que explicara la supuesta corrupción en la petrolera estatal.

El espacio de Neves también apeló a los indecisos en su intento de alcanzar la segunda vuelta, que sería necesaria si ningún candidato logra superar 50% de los votos y que se realizaría el 26 de octubre. Según los últimos sondeos, Rousseff obtendrá el domingo 40% de los votos, frente a 25% de Silva y 20% de Neves, mientras que la presidente sería reelegida en segunda vuelta frente a una u otro, con una diferencia de 10 puntos porcentuales.

Rousseff hizo un largo repaso de su gestión, que encadenó con los ocho años que gobernó el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, su antecesor y mentor en el Partido de los Trabajadores. Sin citar a Marina Silva, volvió a censurar la nueva política. “Hay candidatos que ofrecen algo nuevo, pero no dicen realmente qué van a hacer”.