• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Tensión racial en Misuri tras asesinato de otro joven

La versión policíal asegura que Vonderrit Myers Jr., de 18 años de edad, amenazó con un arma al agente antes de ser ultimado con 17 tiros 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tensión racial resurgió en Misuri,  donde un policía mató ayer a otro joven negro de 18 años de edad, de 17 disparos, lo cual generó nuevas protestas en las calles de la ciudad. Mientras la policía local aseguró que la víctima estaba armada, testigos afirmaron que el joven, en realidad, tenía un sándwich en la mano.

De acuerdo con la versión policial, el miércoles en la noche, el agente que desempeñaba un trabajo como vigilante de seguridad privado en el barrio de Shaw se acercó a un grupo de hombres negros que le resultaron sospechosos. El agente, de 32 años de edad, fue presuntamente agredido por el joven identificado como Vonderrit Myers Jr., quien apretó el gatillo un número desconocido de veces, tras lo cual el policía reaccionó disparando e hiriendo mortalmente a Myers.

La familia del fallecido, según el diario local St. Louis Post-Dispatch, acudió al lugar de los hechos y declaró que Myers se encontraba desarmado.  “No sé qué pasó, pero le dispararon 17 veces”, exclamó Jackie Williams, tía de la víctima, y sostuvo que el joven no estaba armado y que tenía un sándwich en las manos.

El jefe de policía, Sam Dotson, negó esa versión y aseveró que Myers sí portaba un arma. "Una investigación determinará si el comportamiento del agente fue apropiado'', agregó Dotson. El oficial fue, de momento, suspendido del servicio activo como policía y relegado a desempeñar tareas administrativas mientras la investigación continúa. Horas después del tiroteo, una multitud se reunió cerca del Jardín Botánico de Misuri. Algunas personas gritaban: "Manos arriba, no dispare'' en referencia a la muerte en agosto del también joven negro, Michael Brown muerto a manos del policía blanco Darren Wilson.

La muerte Brown, que estaba desarmado cuando fue agredido,  generó semanas de protestas, en ocasiones violentas, en el suburbio de San Luis.

El domingo pasado, personas en las calles de Ferguson continuaron exigiendo la detención de Warren, contra quien aún no se han presentado cargos, y justicia para el caso de Brown.

Dotson dijo que algunos manifestantes que ayer alzaron su voz para protestar por la muerte de Myers, así como por la de Brown, insultaron a los agentes y dañaron vehículos de policía, pero que los guardias “mostraron un gran autocontrol”.