• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Temer: Brasil no se opone a que Venezuela asuma Mercosur, pero debe adaptarse

Temer gobernará al menos durante los 180 días en que permanezca suspendida Rousseff | Foto: Cortesía

El presidente interino de Brasil, Michel Temer

Según indicó Temer, en el caso de Brasil “hay un intento para que Venezuela cumpla con todos los requisitos necesarios para participar plenamente del Mercosur”, entre los que están asuntos arancelarios y de otra naturaleza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, declaró hoy que Venezuela debe completar primero el proceso de adaptación al Mercosur, para luego serconsiderado como miembro pleno del bloque y entonces poder asumir su presidencia rotativa.

Antes de que Uruguay diera por culminada su presidencia del organismo a través de un comunicado, Temer dijo que “Brasil no está exactamente oponiéndose a que se transfiera la presidencia a Venezuela”, pero “está ponderando que, para ser parte integral” del bloque, “tiene que cumplir requisitos pactados hace cuatro años, que aún no ha cumplido”.

En la presidencia estuvo hasta hoy Uruguay, que se ha inclinado por transferir esa responsabilidad a Venezuela, como plantea la rotación por orden alfabético que prima en el bloque.

Sin embargo, ello ha sido cuestionado por Brasil y Paraguay, al tiempo que Argentina aún no tiene una posición claramente definida.

Según indicó Temer, en el caso de Brasil “hay un intento para que Venezuela cumpla con todos los requisitos necesarios para participar plenamente del Mercosur”, entre los que están asuntos arancelarios y de otra naturaleza, a los que ese país aún debe adaptarse.

El presidente interino de Brasil recordó que, cuando en 2012 se aprobó el ingreso de Venezuela al bloque, hubo un “condicionante”, que fue un plazo de cuatro años para su adaptación plena a toda la normativa del Mercosur, que aún no ha sido asumida por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Temer reiteró que Brasil observa con “preocupación la situación de los venezolanos”, pero aclaró que su gobierno “no hace juicios sobre asuntos internos de otros países”, pues tiene “pleno respeto por el principio de no injerencia”.

“No cometeremos el mismo error” del Gobierno venezolano, dijo en alusión a que el propio Maduro ha calificado de “golpe” el proceso de destitución que enfrenta la presidenta Dilma Rousseff, que llevó a Temer al poder en forma interina, al menos hasta que se defina la suerte de la mandataria.