• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Suspenden a funcionarios y retiran licencias a emisoras

El opositor Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, negó que esté implicado en la intentona y afirmó que su país no es una democracia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La purga de supuestos cómplices en el fallido golpe de Estado del viernes en Turquía alcanzó dimensiones de represalia con la suspensión de 15.000 funcionarios de Educación, la prohibición de viajar al extranjero de los empleados públicos y la retirada de licencia a 24 emisoras.

Tras la intentona, el presidente Recep Tayyip Erdogan vio fortalecido su poder y su imagen, sobre todo a nivel simbólico, afirman expertos. Tras llamar al pueblo a las calles para apoyar la democracia y lograr el retroceso de los sublevados, el mandatario prometió restablecer la pena capital a una multitud que pedía enfervorecida la pena de muerte para los golpistas.

Su nueva posición de poder inquieta a analistas como Dorothée Schmid, especialista en Turquía del Instituto Francés de Relaciones Internacionales: “Tendrá poderes plenos, con una psicología de venganza y de control totalitario del país”.

Faruk Logoglu, ex embajador turco en Washington, teme que este intento de golpe refuerce los poderes de Erdogan y le permita reducir las libertades que aún quedan. Y criticó la ambición del presidente que ya detenta poder político, económico y mediático desconocido en la Turquía moderna.
 
Rechazo. Acusado por Erdogan de estar detrás de la intentona, el opositor Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, negó toda implicación en el hecho y declaró que su país ya no es una democracia. El iman reside en Saylorsburg, Pensilvania, desde 1999. Gülen, de 75 años de edad, sufre complicaciones cardiovasculares y diabetes. Según sus allegados, casi no ha salido de su casa desde hace dos años. Refutó que esté implicado en la intentona golpista. “Siempre he estado contra la intervención de los militares en la política interna”.

El opositor reiteró su condena a la acción militar y lanzó interrogantes sobre el gobierno. “Miembros del partido en el poder estaban al corriente de la tentativa, 8, 10 e incluso 14 horas antes. Este golpe fallido, cualquiera sean sus autores, refuerza al presidente Erdogan”.