• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Susan Rice visitó a Abas tras reunión de coordinación con Israel

Susan Rice, asesora del presidente de EE UU, Barack Obama | Reuters

Susan Rice, asesora del presidente de EE UU, Barack Obama | Reuters

La consejera de Seguridad Nacional de EE UU llegó a Ramala (Cisjordania) procedente de Jerusalén, adonde viajó para la tradicional reunión de coordinación de Seguridad con las autoridades israelíes, para una cena de la que no se han facilitado detalles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas, recibió hoy a la consejera de Seguridad Nacional de EE UU, Susan Rice, con la que habló del último y fallido proceso de paz con Israel y de la reconciliación entre las facciones palestinas.

Rice llegó a Ramala (Cisjordania) procedente de Jerusalén, a donde viajó para la tradicional reunión de coordinación de Seguridad con las autoridades israelíes, para una cena de la que no se han facilitado detalles.

La llegada de la consejera del presidente norteamericano, Barack Obama, a la localidad cisjordana coincidió hoy con la divulgación de una carta firmada por 17 organizaciones palestinas e internacionales de defensa de los derechos humanos en la que piden a Abas adherirse a la Corte Penal Internacional (CPI).

En la misiva, las organizaciones -entre las que se incluyen Human Rights Watch o Amnistía Internacional- consideran que este paso es esencial para completar la vía del reconocimiento internacional emprendida por Palestina hace dos años y acabar con la impunidad de los crímenes cometidos durante el conflicto.

"La adhesión a la Corte obligará a palestinos e israelíes a respetar la legalidad internacional y pondrá fin a los supuestos crímenes de guerra", explican los grupos, entre los que también destaca la reconocida organización palestina Adameer.

"El hecho de que se hayan cometido crímenes de guerra ha socavado de forma regular los procesos de paz. La amenaza de una proceso creíble contribuiría a que se pudiera avanzar en la causa de la paz", agrega.

La ANP tiene derecho a solicitar la adhesión al tribunal de la Haya desde que el 2012 la secretaria general de la ONU admitiera a palestina como estado observador.

Sin embargo, el presidente Abas aún no ha dado un paso que ayudaría a combatir el ataque indiscriminado a civiles o la ampliación de las colonias judías -ilegales según el derecho internacional- y al que se oponen frontalmente tanto Israel como Estados Unidos.

Ambos países argumentan que supondría una decisión unilateral que minaría definitivamente las posibilidades de hallar una solución a través del diálogo, idea que no comparten las 17 organizaciones citadas.

"Buscar la jurisdicción del Tribunal de la Haya para crímenes graves cometidos en los territorios palestinos debe ser percibido como un paso apolítico cuyo objetivo es acabar con la impunidad", afirman en el comunicado.

El principal negociador palestino, Saeb Erekat, acogió hoy con agrado el comunicado, aunque no reveló cual será la estrategia palestina, mientras que el ministerio israelí de Asuntos Exteriores lo califico de ataque de aquellos que no quieren que ambas partes tomen el arduo camino del diálogo.

El último intento de negociación entre palestinos e israelíes, propiciado el pasado verano por EEUU, fracasó días atrás después de que Israel decidiera eludir sus compromiso de poner en libertad a la última tanda de 104 prisioneros a la que se había comprometido antes del inicio del proceso.

Al incumplimiento israelí, los palestinos respondieron obviando su promesa de seguir la senda internacional y solicitando la adhesión a 15 organismos y protocolos internacionales, incluida la IV Convención de Ginebra.

Poco después de que Israel anunciara la suspensión definitiva del diálogo, el liderazgo palestinos reveló que, pese a preferir aún la negociación, en ausencia de esta su estrategia será ahora continuar con el reconocimiento y la adhesión a los organismos internacionales.

La consejera del presidente norteamericano, Barack Obama, ya advirtió el miércoles al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que su país seguirá promoviendo el diálogo y la solución a través de la fórmula de los dos estados.

Horas antes de desplazarse a Ramala, Rice participó en una reunión del Grupo Consultivo israelí-estadounidense, en la que se abordaron las negociaciones que mantienen las potencias occidentales con Irán para reducir su programa nuclear.

Dicho mecanismo se reúne de forma regular para coordinar distintos aspectos relacionados con la seguridad en el ámbito bilateral.

"La delegación estadounidense reafirmó su compromiso para impedir que Irán consiga el arma nuclear", informó un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

En el encuentro, los estadounidenses pusieron al tanto a los israelíes de los "actuales esfuerzos diplomáticos del (grupo de potencias occidentales) P5+1 y la UE para alcanzar una solución global que resuelva de forma pacífica las preocupaciones de la comunidad internacional con su programa", agregó la nota.

Israel desconfía de que el programa nuclear que desarrolla Irán tenga exclusivamente fines pacíficos, como aduce el Gobierno de Teherán, y el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu ha expresado en repetidas ocasiones su preocupación porque las actuales conversaciones no logren impedir que ese país se haga con capacidad armamentística atómica.

Ambas partes abordaron asimismo otras cuestiones "críticas regionales y bilaterales", así como vías para mantener la estrecha cooperación a todos los niveles.