• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Supremo de EE UU suspende temporalmente el matrimonio gay en Utah

Las parejas homosexuales podrán casarse a partir del 1 de Junio de 2014/ AFP

Matrimonio gay / AFP

Utah había presentado a fin de año una apelación para suspender un fallo judicial que derogó por "inconstitucional" una ley estatal que prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos suspendió el lunes de forma provisional los matrimonios gays en Utah, en tanto se resuelve una apelación de ese estado al fallo de un juez federal que de hecho permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En una breve decisión, la jueza del Tribunal Supremo Sonia Sotomayor, accedió a la petición del fiscal general de Utah, Sean Reyes, "a la espera de una decisión final sobre la apelación por parte del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Décimo Distrito".

Utah había presentado a fin de año una apelación para suspender un fallo judicial que derogó por "inconstitucional" una ley estatal que prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Días antes, en su fallo del 20 de diciembre, el juez federal Robert Shelby, del Tribunal para el Distrito de Utah, había considerado que la prohibición de Utah -aprobada por los votantes en un referéndum en 2004- violaba el derecho de las parejas del mismo sexo a ser considerados iguales ante la ley.

Además de suspender temporalmente los matrimonios del mismo sexo en Utah, el fallo fue importante porque cuestionó la prohibición del matrimonio homosexual aprobada por 30 estados de Estados Unidos.

Un total de 17 estados de Estados Unidos y la capital federal de Washington DC han legalizado hasta ahora el matrimonio entre personas del mismo sexo. Desde el fallo de Shelby, cientos de parejas del mismo sexo se han casado en Utah, un estado conservador con una gran población mormona.

No está claro qué pasará con esos matrimonios si el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Décimo Distrito, con sede en Denver, Colorado, mantiene la prohibición estatal en Utah a los matrimonios homosexuales.

En Estados Unidos, corresponde a los estados hacer las leyes que rigen el matrimonio.

En la solicitud de Utah para que se suspenda el fallo de Shelby, el gobernador Gary Herbert citó una decisión del Tribunal Supremo de finales de junio en el caso titulado 'Windsor contra Estados Unidos', que reafirmó este principio. En esa decisión, el Tribunal Supremo anuló una ley federal que negaba beneficios matrimoniales a los homosexuales casados legalmente. Pero recordó que el matrimonio era una cuestión de los estados.

Herbert sostuvo que Shelby había ignorado "las repetidas reafirmaciones de Windsor de la virtual autoridad plenaria de los estados sobre el matrimonio".