• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Suprema Corte de EE UU sigue dividida en el tema de inmigración

Muchos de los lugares más amenazados en Estados Unidos se encuentran en la costa este/ AP

Si los ocho magistrados no llegan a una decisión, prevista para finales de junio, el bloqueo del plan en otras cortes quedaría vigente / AP

Lo que está en discusión es un conjunto de medidas ejecutivas que Obama firmó a finales de 2014, cuando las probabilidades de que una prometida reforma migratoria fuese aprobada por la oposición republicana en el Congreso se reducían a cero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Corte Suprema de Estados Unidos lucía dividida este lunes en materia de inmigración, tema crucial de la campaña presidencial, al debatir un plan del presidente Barack Obama para proteger de la deportación a la mitad de los 11 millones de indocumentados.

Si los ocho magistrados no llegan a una decisión, prevista para finales de junio, el bloqueo del plan en otras cortes quedaría vigente: un duro revés para Obama, que intentaría seguir impulsando la situación de los indocumentados hasta el fin de su mandato.

El presidente del alto tribunal, John Roberts, y el juez Anthony Kennedy, dos conservadores cuyos votos son críticos en el caso, chocaron repetidas veces con el representante del gobierno de Obama durante la audiencia, extendida a 90 minutos por lo contencioso del asunto.

Lo que está en discusión es un conjunto de medidas ejecutivas que Obama firmó a finales de 2014, cuando las probabilidades de que una prometida reforma migratoria fuese aprobada por la oposición republicana en el Congreso se reducían a cero.

Pero 26 estados, casi todos de mayoría republicana, se negaron a implementar las medidas, y un tribunal de apelaciones las bloqueó.

Uno de los decretos protege de la deportación a personas que viven en el país desde 2010, sin prontuarios criminales, y tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses. Otro decreto amplía un programa que protege a los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años de edad.

Los cuatro magistrados de tendencia liberal parecían defender el plan de Obama y recordaron acciones similares de sus predecesores.

Kennedy dijo que determinar qué grupo de inmigrantes puede permanecer legalmente en Estados Unidos es una "labor legislativa, no una labor ejecutiva".

"Es como si el presidente estuviera definiendo la política y el Congreso ejecutándola (...) Eso está al revés", dijo.