• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Suicida del Estado Islámico mató a 10 personas en Estambul

Un hombre de 27 años de edad se hizo detonar entre los dos obeliscos históricos en la explanada de Sultanahmet

El presidente de la Asociación Sultanahmet, Yasar Yavuz, afirmó que numerosas reservas turísticas se cancelaron luego del atentado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un terrorista del autodenominado Estado Islámico se suicidó ayer en el corazón turístico de Estambul y mató a 10 personas, entre ellas 8 alemanes y un peruano. Además, causó otros 15 heridos.

Un hombre de 27 años de edad se hizo detonar entre los dos obeliscos históricos en la explanada de Sultanahmet, situada ante la Mezquita Azul, uno de los lugares con más afluencia de turistas de Estambul.

Ahmet Davutoglu, primer ministro de Turquía, dijo que todas las víctimas mortales son extranjeras. Ocho de los fallecidos son alemanes, confirmó desde Berlín el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, mientras que su homóloga de Perú, Ana María Sánchez, anunció la muerte de un conciudadano. Por el momento se desconoce la nacionalidad de la décima víctima mortal.

Entre los 15 heridos por el ataque hay 9 alemanes, algunos de ellos en estado grave, y una peruana residente en Estambul, que está hospitalizada con pronóstico leve.

Berlín recomendó a los germanos en Turquía que eviten visitar provisionalmente lugares públicos y atractivos turísticos en Estambul.

El mandatario Recep Tayyip Erdogan aclaró que el atentado fue perpetrado por un miembro del Estado Islámico de nacionalidad extranjera.

Horas antes un portavoz del gobierno de Turquía indicó que el suicida era una persona de origen sirio, nacida en 1988. La agencia de noticias Dogan, al citar fuentes policiales anónimas, señala que el atacante se llamaba Nabil Fadli y que habría nacido en Arabia Saudita.

La potente explosión se escuchó en numerosos barrios de la ciudad hasta una distancia de más de 2,5 kilómetros, pero como fue en una explanada abierta al parecer no causó daños en edificios y monumentos.

El atentado sí dejó un profundo impacto en la industria turística ya que numerosas reservas se cancelaron momentos después del atentado, indicó el presidente de la Asociación Sultanahmet de Turismo, Yasar Yavuz, recoge el diarioHürriyet.

“Hay 7.000 hoteles en esta zona. Los turistas ahora quieren irse. Ya buscan boletos (para volver a sus países). Con esta explosión, el 2016 terminó para nosotros”, deploró.

 Condena

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el atentado. En Washington, tanto la Casa Blanca como el Departamento de Estado deploraron el ataque. Mientras que la jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, y el comisario de Política de Vecindad, Johannes Hann, expresaron sus condolencias a las familias de las víctimas y una pronta recuperación a los heridos.