• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Policía libera a 18 niños retenidos por una secta en Suráfrica

La Policía de Sudáfrica entró por la fuerza en el templo donde estaban escondidos los niños, tras dos horas de negociación fallida | Foto referencial: AFP

La Policía de Sudáfrica entró por la fuerza en el templo donde estaban escondidos los niños, tras dos horas de negociación fallida | Foto referencial: AFP

La Iglesia de la Familia Mancoba habría violado los derechos de los infantes usando como pretexto la religión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Policía de Suráfrica liberó a 18 niños de entre tres y trece años que estaban retenidos en la sede de la Iglesia de la Familia Mancoba, una secta que se declara en contra de toda forma de civilización y prohíbe a sus adeptos trabajar o estudiar, informaron hoy medios locales.

La Policía entró por la fuerza en el templo -situado en el pueblo de Nyanga, en la provincia sudafricana del Cabo Oriental- tras dos horas de negociación fallida con los líderes de la secta.

"Los niños vivían en la iglesia. No iban a la escuela y algunos de ellos no tenían certificados de nacimiento. Creemos que no se les dejaba salir", declaró el portavoz de la Policía del Cabo Oriental, Mzukisi Fatyela.

Las autoridades en Suráfrica pudieron llevarse a los niños gracias a una orden judicial que obtuvieron luego de meses de investigación sobre las actividades del grupo. Los infantes habían sido escondidos en una choza del recinto al momento de la operación.

La Policía no ha hecho hasta el momento ninguna detención entre los miembros de la secta, en cuyas instalaciones viven más de 200 adultos. Los 18 niños liberados permanecen a cargo de las autoridades de Suráfrica en un lugar seguro.

Poco después de la operación policial, vecinos de Nyanga preocupados por lo que ocurre en la Iglesia de la Famlia Mancoba se reunieron en las inmediaciones del templo de la secta para rezar por sus adeptos.

El Consejo de Iglesias Sudafricano ha denunciado que la secta violó los derechos de los niños usando como pretexto la religión.