• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sube a dos número de muertos en cárcel brasileña intervenida por la Policía

Las víctimas de este jueves fueron identificadas como Josivaldo Pinheiro Lindoso, de 35 años, y Sildener Pinheiro Martins, de 19 años, cuyos cuerpos fueron encontrados en dependencias distintas del complejo, apuntaron las mismas fuentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos presos murieron hoy en la cárcel de Sao Luis, capital del estado brasileño de Maranhao, a pesar de la presencia de la Policía Militarizada que desde el pasado viernes refuerza la seguridad en los presidios de la región, unos de los más violentos del país, informó la estatal Agencia Brasil.

Ambas muertes tuvieron lugar en el complejo penitenciario de Pedrinhas, el mayor del estado y donde ocurrieron el año pasado la mayor parte de las 60 muertes, tres de ellas por decapitación, registradas en las diferentes cárceles de Maranhao, según datos del Consejo Nacional de Justicia (CNJ).

Las víctimas de este jueves fueron identificadas como Josivaldo Pinheiro Lindoso, de 35 años, y Sildener Pinheiro Martins, de 19 años, cuyos cuerpos fueron encontrados en dependencias distintas del complejo, apuntaron las mismas fuentes.

El pasado 27 de diciembre, sesenta policías militarizados intervinieron "por tiempo indeterminado" las diversas cárceles del estado debido a la violencia registrada en los últimos meses y a la superpoblación carcelaria.

La decisión de intervenir los presidios fue tomada después de que una comisión de representantes del Ministerio Público y del CNJ realizó una inspección en diferentes cárceles del estado.

Tras la visita, el CNJ relató en un informe que el hacinamiento de las cárceles no ofrece "condiciones para mantener la integridad física de los presos, sus familiares y quienes frecuentan los presidios", en especial el de Pedrinhas.

De acuerdo con la Secretaría de Justicia y Administración Penitenciaria del Estado de Maranhao, actualmente hay 2.196 presos en el complejo penitenciario, que tiene capacidad para 1.770 personas.

Según el Gobierno de Maranhao, la Policía Militar no asumió la dirección de las unidades, sino que se encarga de reforzar la seguridad.

El objetivo es aumentar la frecuencia de visitas a las celdas, intensificar los procesos de seguridad y reforzar la vigilancia nocturna, señalaron las mimas fuentes.