• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Strauss-Kahn será juzgado por tener una red de prostitutas

El ex presidente de FMI Dominique Strauss-Kahn en la final masculina del Roland Garros | Agencias

El ex presidente de FMI Dominique Strauss-Kahn | Agencias

tendrá que responder ante el Tribunal Correccional de Lille por proxenetismo agravad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, se sentará en el banquillo de los acusados para ser juzgado por proxenetismo en Francia, una vez que la instrucción ha concluido que tenía una red de prostitutas a su servicio organizada por un grupo de conocidos.

Strauss-Kahn tendrá que responder ante el Tribunal Correccional de Lille por proxenetismo agravado en reunión, un delito castigado con hasta 10 años de cárcel y 1,5 millones de euros de multa, junto a otras doce personas, indicó hoy la Fiscalía.

Una décimo-cuarta, inculpada por complicidad en estafa y abuso de confianza, también compartirá el banquillo en lo que se conoce como el caso del hotel Carlton de Lille, a partir del que supuestamente se organizaban juergas sexuales en diversas capitales, en particular París y Washington.

La Fiscalía de Lille, que había pedido que se archivaran las acusaciones contra el exministro de Finanzas, tiene un mes para decidir si recurre la decisión de los tres jueces instructores, aunque probablemente dará a conocer su posición la semana próxima. Si finalmente no recurre, el juicio podría celebrarse de aquí a un año.

Entre los encausados en este caso junto al antiguo dirigente socialista, que tuvo que dimitir de su puesto de director del Fondo Monetario Internacional (FMI) por otro escándalo sexual con una empleada de limpieza de un hotel de Nueva York en mayo de 2011, hay un comisario de policía, empresarios y un conocido proxeneta belga.

Strauss-Kahn, conocido por las siglas de su nombre, DSK, fue acusado en marzo de 2012, después de una maratoniana sesión de 32 horas de declaración ante los tres jueces instructores.

Hoy su reacción ha sido por vía de sus abogados, que hicieron público un comunicado en el que denunciaron que los magistrados se habían ensañado con su cliente.

El letrado de la defensa Richard Malka señaló a la cadena "BFM TV" que "no es una sorpresa" que DSK vaya a tener que comparecer ante el tribunal correccional, a la vista de "cómo se ha desarrollado la instrucción" y del "ensañamiento de los jueces".

Malka aseguró que "no hay ningún hecho (en este sumario) que caracterice un delito penal. Porque en caso contrario, se criminalizaría a cualquier cliente de una prostituta" y descalificó por "ideológico" el dictamen.

También se mostró confiado porque la de hoy "no es más que una etapa del procedimiento" y porque ante el tribunal tiene intención de hacer "un análisis jurídico" de los hechos "como lo hizo la Fiscalía" al solicitar el archivo del sumario, que demostrará que su cliente "no es un proxeneta".

Una visión muy diferente tiene el abogado de la acusación particular Yves Charpenel, que en otra entrevista a la misma televisión afirmó que DSK "difícilmente puede poner en duda" que las mujeres con las que tenía relaciones eran prostitutas, como pretendió ante los instructores.

Charpenel puntualizó que no se le reprocha haber sido cliente de mujeres que ofrecían sexo por dinero, sino de haber puesto en marcha una red para beneficiarse de sus servicios a través de un grupo de conocidos.

Strauss-Kahn había cerrado el pasado mes de diciembre, al menos formalmente, el caso de la empleada del hotel Sofitel de Nueva York que le acusó de agresión sexual y le apeó de la política, con un acuerdo de indemnización secreto.

En mayo de 2011, antes de estallar ese escándalo, Strauss-Kahn aparecía como favorito para ganar la primaria de los socialistas franceses para las presidenciales del año siguiente.

En los últimos tiempos, además de separarse de su mujer, la conocida periodista Anne Sinclair que tanto le apoyó en el proceso en Estados Unidos, Strauss-Kahn se ha reconvertido en consultor y conferenciante en Francia pero sobre todo en el extranjero.

Sus últimas apariciones públicas no han dejado a nadie indiferente, como en el Festival de Cine de Cannes en mayo pasado junto a su actual pareja, Myriam L'Aouffir, y una comparecencia en el Senado francés a finales de junio.

Ante los senadores de una comisión de investigación, con un tono aleccionador declaró que el origen de la crisis no está en el sistema financiero internacional, sino en sus actores.

Con el habitual desparpajo con el que se hizo conocido cuando era ministro de Finanzas a finales de la década de 1990, señaló que "el sistema funciona mal, pero incriminar a las finanzas en el desastre económico (...) tiene la misma pertinencia que decir que la industria del automóvil tiene la culpa de los muertos en la carretera".