• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El "Spiderman francés" escala un rascacielos de 186 metros junto a París

En poco más de una hora y sin cuerdas, Robert, de 51 años, ascendió a lo alto de la torre Total, un edificio de 48 pisos que alberga la sede de la petrolera francesa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alain Robert, conocido como el "Spiderman francés" por su afición a trepar por fachadas de rascacielos, escaló una torre de 186 metros en La Défense, el distrito de negocios situado en las afueras de París.

En poco más de una hora y sin cuerdas, Robert, de 51 años, ascendió a lo alto de la torre Total, un edificio de 48 pisos que alberga la sede de la petrolera francesa.

El intento comenzó a las 10 horas. Con esparadrapo en las manos y melena al viento, Robert optó por arrancar por la fachada menos accesible, para evitar que las autoridades frustrasen su aventura.

"No quiero molestar a la policía... Son simpáticos, pero no hay que hacerles demasiadas cosquillas", explicó el "hombre araña" en los micrófonos de "Europe 1".

Una hora después, y tras ascender circularmente por la fachada, Robert alcanzó la cumbre del edificio. Solo necesitó una pequeña pausa en una terraza, suficientemente corta para que policías y bomberos no lograran atraparle.

"La escalada debe seguir siendo algo exigente donde no se pueden cometer errores. Es lo que hace interesante la escalada completamente en solitario", comentó poco antes de atacar el edificio.

Ante la mirada de un centenar de curiosos, muchos de ellos disparando fotografías con sus teléfonos, el "Spiderman francés" bajó de la torre rodeado de policías, esta vez en ascensor.

El escalador urbano, que ha trepado otras dieciséis veces por rascacielos de La Défense, ya había intentado, sin éxito, alcanzar lo alto de esa torre.

De la misma forma, ha hecho cumbre en muchos edificios emblemáticos de París como el obelisco de la plaza de la Concordia, la basílica del Sagrado Corazón, la pirámide del Louvre, la torre de Montparnasse, el Centro Pompidou o la Biblioteca Nacional de Francia.

Su mayor proeza la firmó en marzo de 2011 cuando, esta vez con cuerdas, escaló los 828 metros del rascacielos Burj Jalifa en Emiratos Árabes Unidos, el edificio más alto del mundo.

"Tengo miedo porque soy una persona normal así que siento el miedo como cualquier otro ser humano. Pero cuando escalo, sin embargo, sé dejar de lado mis miedos", resumió Robert.