• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sospechoso de decapitar a su jefe en atentado en Francia confesó el crimen

Yassin Salhi habló antes de ser trasladado a la sede policial antiterrorista en París y admitió su intervención en la muerte de Hervé Cornara, de 54 años de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sospechoso de cometer el ataque contra una planta de gas industrial en Francia comenzó a declarar tras permanecer en silencio desde su detención. El hombre envió una "selfie" suya con la cabeza a un teléfono canadiense

Yassin Salhi, sospechoso de haber decapitado a su jefe el viernes en un atentado ocurrido en Francia el viernes confesó el asesinato, según los investigadores del caso.

El sospechoso habló antes de ser trasladado a la sede policial antiterrorista en París y admitió su intervención en la muerte de Hervé Cornara, de 54 años de edad.

Según los investigadores, el sospechoso envió un selfie junto a la cabeza decapitada de su víctima a un número de teléfono canadiense. Por el momento, se desconoce el destinatario: el receptor podría ser sólo un número de paso hacia otro fono, señalan los encargados de las pesquisas.

Ottawa colabora con la investigación gala para tratar de encontrar al destinatario de la imagen, indició el ministerio de Seguridad Pública de ese país de Norteamérica.

Salhi fue detenido el mismo viernes en la planta de gas industrial situada cerca de la ciudad de Lyon que fue el objetivo del ataque. Comenzó a declarar ante los investigadores el sábado en la noche, tras haber mantenido silencio desde su arresto.

"También dio elementos sobre las circunstancias" del crimen, añadió una fuente cercana al caso, citada por la agencia France Presse.

En tanto, el Primer Ministro francés, Manuel Valls, dijo este domingo que su país vive "bajo una amenaza terrorista muy importante" y que el combate contra el yihadismo "será largo".

"No se pueden exigir resultados inmediatamente" para prevenir estas acciones, agregó el jefe de gobierno galo.

Los investigadores franceses estudian una posible conexión del atentado con Siria. Según los últimos datos disponibles, al menos 473 personas que salieron de Francia se encuentran en las zonas que controla el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS).

La prisión preventiva para Salhi, que empezó el viernes por la noche en Lyon, puede durar hasta 96 horas antes de que pase a disposición judicial.

Cabeza colgada

Los primeros resultados de la autopsia al cadáver de Cornara no han permitido todavía determinar las causas exactas de su muerte, ni si fue decapitado vivo.

Su cabeza apareció colgada una verja del recinto donde se registró el atentado, una fábrica de gas en Saint-Quentin-Fallavier, a unos treinta kilómetros de Lyon. Estaba rodeada de banderas con mensajes religiosos islámicos, modus operandi similar al que usa el ISIS con sus víctimas.

Salhi, de 35 años y padre de tres hijos, se presentó el viernes con una camioneta ante la fábrica de la compañía estadounidense Air Products. Luego lanzó su vehículo contra un hangar, provocando una explosión que no dejó heridos.