• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sorpresa y emoción embargan a los pasajeros argentinos en aeropuerto de Roma

El papa argentino Francisco I / EFE

El papa argentino Francisco I / EFE

Y es que Bergoglio, en el anterior cónclave, según algunos expertos vaticanos, fue uno de los principales contendientes de Ratzinger, aunque una de las hipótesis que se baraja es que él mismo y ante la responsabilidad que se le venía encima, pidió a los cardenales que le apoyaban que no votaran por él y lo hicieran por el cardenal alemán

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La sorpresa y la emoción embargaron a decenas de pasajeros argentinos e ítalo-argentinos que se encontraban en el aeropuerto romano de Fiumicino cuando supieron que el nuevo papa era el arzobispo de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio.

"Es increíble, no me lo creo", decía Rodrigo R. visiblemente emocionado, tras conocer la identidad del nuevo pontífice que ha escogido el nombre de Francisco I, mientras Celina seguía preguntando "¿Bergoglio? ¿el argentino? no puede ser", ante los periodistas que se encontraban en el aeródromo romano. Martín, que se enteró de la noticia a su llegada al aeropuerto, se sumaba con emoción a la alegría del momento asegurando que él y su pareja, Marta, estaban "muy felices", mientras que Bruna lamentaba no haber podido estar en San Pedro en el momento del anuncio y comentaba que en el anterior cónclave de 2005, cuando fue elegido papa Benedicto XVI, el de Bergoglio ya fue uno de los nombres de los 'papables'.

Y es que Bergoglio, en el anterior cónclave, según algunos expertos vaticanos, fue uno de los principales contendientes de Ratzinger, aunque una de las hipótesis que se baraja es que él mismo y ante la responsabilidad que se le venía encima, pidió a los cardenales que le apoyaban que no votaran por él y lo hicieran por el cardenal alemán.

Asimismo, los hermanos Mario y Sandro, italianos de padres argentinos, señalaban que habían viajado en un vuelo procedente de Milán y que a su salida el nombre que se barajaba era el del arzobispo de la capital lombarda, Angelo Scola, por lo que su sorpresa al conocer el nombre del próximo pontífice "fue doble". Los argentinos no fueron los único que expresaron su júbilo por la elección de Jorge Mario Bergoglio y una pareja de Brasil señalaba que la noticia les había provocado una alegría inmensa, igual que si el pontífice hubiera sido brasileño.

"Finalmente América Latina", afirmaban, al tiempo que destacaban que el nombre de Francisco es una gran señal de "simplicidad" para la Iglesia, al asociarla a San Francisco de Asís. Dos jóvenes ecuatorianas destacaron que con la elección de Bergoglio "por fin se ponía a los fieles latinoamericanos en el centro de la Iglesia católica". También en la plaza de San Pedro los fieles latinoamericanos celebraron "in situ" el momento histórico de la elección del primer pontífice de la región. A las 19.06 hora local (18.06 GMT) la fumata blanca anunciaba que los 115 cardenales electores habían escogido al nuevo pontífice, cuyo nombre se supo cerca de una hora después. El nuevo papa fue elegido en la quinta votación del cónclave que comenzó a las 17.35 hora local (16.35 GMT) de ayer martes. La rapidez en la elección mantiene la tónica de los últimos decenios, en los que no se han superado las once votaciones.