• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sor Lucía Caram: Lo que dice y hace el papa no es marketing

El papa Francisco | Cortesía 2popesaints

El papa Francisco | Cortesía 2popesaints

La monja dominica aseguro que Francisco envía gestos contundentes de vida y humanidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La monja dominica de origen argentino Lucía Caram aseguró en una entrevista a EFE que "lo que dice y hace el papa Francisco no es marketing, "es vida y humildad", ya que él mismo se ha "arremangado y vive una austeridad tremenda".

Con esta forma de vida, el Papa, también argentino, envía "gestos contundentes que muestran que es coherente", añadió la religiosa.

Aunque algunos la llaman, como ella misma dice, "la monja cojonera", Lucía Caram se define como "una monja enamorada de la humanidad que intenta que la gente vea lo que está pasando" de manera "libre, coherente y transparente", pese a que, afirma, vivimos "la dictadura de las mayorías absolutas" y un capitalismo que está "esclavizando a mucha gente".

La religiosa, que nació en Tucumán (Argentina) en 1966 y que desde hace 20 años vive en Manresa, en la provincia de Barcelona, (noreste español), aseguró que el mensaje predicado por el Papa ha traído "mucha alegría y esperanza a la gente".

Igualmente ha conseguido que "incluso los no creyentes vuelvan la mirada" porque está "liberando a mucha gente".

Sobre el trato que la Iglesia había dado a los homosexuales a lo largo de la historia, Lucía Caram dijo que, hasta ahora, se había "condenado" a las parejas del mismo sexo y ahora, con el papa Francisco, se ha pasado de "ignorar y negar" a "amar y construir juntos".

La religiosa, que reconoce que se aprovecha de su perfil mediático para ser altavoz de los más desfavorecidos y que es fan de las redes sociales, dijo que el nuevo Papa ha dado "un paso más allá" ya que, aparte de que "no ignora" los nuevos modelos de familia, ha preguntado a los católicos "cuál debe ser el trato hacia los hijos de estas parejas".

La monja acaba de publicar el libro "A Dios rogando" (Editorial Plataforma) en el que -según explica- pide terminar con "el modelo imperialista y perverso que excluye del banquete de la vida a algunos y privilegia a unos pocos" a través del compromiso de todos.

Sor Lucía Caram reside en el convento de las dominicas en Manresa donde lleva a cabo su labor social en la Fundación Rosa Oriol, que atiende alrededor de 1.600 familias y proporciona, desde 2009, alimentos y atención a las personas más necesitadas.

Conocida por su frecuente presencia en los medios, la monja ha explicado que la labor principal de la Fundación Rosa Oriol es cubrir las necesidades fundamentales de las personas, entre las que destacan la vivienda y la pobreza en los niños.

Otro de los objetivos prioritarios de esta fundación, según la religiosa, es crear empleo y, para ello, han lanzado los huertos ecológicos "para promover el producto de proximidad y luchar contra la comida basura por un lado y, por otro, un taller de costura con mujeres inmigrantes para que puedan ganarse la vida de ello".