• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Somalia no supera la crisis alimentaria

Unos 800.000 musulmanes de la etnia rohingya habitan en Birmania, aunque las autoridades de este país de mayoría budista no les reconocen la ciudadanía y mantienen que proceden de la vecina Bangladesh. Esta comunidad apátrida tampoco es reconocida en Bangladesh, donde unos 300.000 rohingya se encuentran hacinados en campos de refugiados | Fotos: Agencias

Refugiados sufren de malnutrición

Aunque la malnutrición aguda en el país ha caído, la situación sigue siendo preocupante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de millón de personas vive en Somalia una crisis alimentaria, es decir con altos niveles de malnutrición y sus únicos medios para alimentarse pasan por medidas extremas, como la venta de sus escasas pertenencias, pese a que ha mejorado la situación.

De este modo describió lo que ocurre en el país africano el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que señaló que 3,7 millones de personas en 2011 y 2,1 millones en 2012 sufrían de un déficit de consumo de alimentos.

En vista de las más recientes evaluaciones, el organismo de la ONU indicó que planea aportar alimentos a 1,6 millones de somalís este año, frente a 1,1 millones que recibieron este tipo de asistencia en 2012.

Aunque la malnutrición aguda en el país ha caído, la situación sigue siendo preocupante, con tasas que se mantienen en un 16 %, es decir por encima del umbral de emergencia crítica, que se sitúa en un 15 %.

La mayor parte de la población afectada se encuentra en el sur del país, donde el acceso humanitario sigue siendo muy limitado.

Ello pese a que, a finales de enero, el PAM consiguió acceder a la ciudad de Kismayo, cuatro años después de la última vez que tuvo presencia allí.

En esa localidad, un 24 % de los niños menores de cinco años sufre de malnutrición.

"A pesar de las mejoras, la situación nutricional en Somalia continúa siendo una de las peores del mundo", comentó la portavoz del PMA en Ginebra, Elizabeth Byrs.

A lo que añadió que "la ampliación de los programas para el tratamiento de la desnutrición son cruciales para evitar muertes".

El organismo de la ONU estima que precisará de 57 millones de dólares (unos 42,5 millones de euros) para llevar la ayuda alimentaría a Somalia en los próximos seis meses.

El PAM había suspendido temporalmente, por falta de dinero, un programa por el que los beneficiarios recibían bonos que luego canjeaban en comercios locales por comida, pero tras recibir algunos nuevos fondos lo reanudará próximamente.