• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezuela fue tema en debate presidencial argentino

Consideran histórico debate entre Scioli y Macri / EFE

Consideran histórico debate entre Scioli y Macri / EFE

Macri está de acuerdo en pedir aplicación de cláusula democrática para Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los dos candidatos presidenciales para el balotaje del 22 de noviembre se trenzaron en un debate sin grandes definiciones en el que el opositor Mauricio Macri se consideró el garante de un cambio que dé vuelta a la página de 12 años de Kirchnerismo, mientras que el oficialista Daniel Scioli defendió el papel del Estado y acusó a su rival de tramar un ajuste que será fatal para los argentinos.

El peronista Scioli intentó mostrarse como un candidato que no está condicionado por el gobierno de la presidente Cristina Fernández, pero el conservador Macri le señaló una y otra vez que sus propuestas no son más que la continuidad de problemas heredados de esta administración como la inflación, la inseguridad y el debilitamiento de las instituciones.

Macri acusó en tanto a su rival de ser el candidato de las mentiras, que no reconoce los problemas como la subida de los precios, y negó estar planeando un ajuste económico que perjudique a los argentinos.

La situación en Venezuela fue uno de los temas discutidos por los candidatos. El opositor Mauricio Macri dijo que él estaría de acuerdo en solicitar la aplicación de la cláusula democrática para Caracas y promover la salida de Venezuela del Mercosur en caso de no liberar a los presos políticos. Al preguntarle a Daniel Scioli si sería capaz de apoyar alguna de estas iniciativas el candidato no respondió.

El debate, considerado histórico, al ser el primero celebrado entre dos candidatos a presidente en Argentina, se realizó a una semana del balotaje, para el cual Macri viene mejor posicionado, según las últimas encuestas.

El opositor se mostró más sólido y agresivo al principio del duelo, mientras que al peronista se lo veía más tenso. Sin embargo con el paso del tiempo Scioli ganó algo de terreno. En varias ocasiones ninguno de los dos quiso dar respuestas directas a preguntas incisivas que se hacían el uno al otro.