• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sociedad civil de Guatemala pide conformar Consejo sobre prevención tortura

Un dirigente de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado aseguró que "cada cuatro o cinco días aparece una persona asesinada con señales de tortura"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Grupos civiles de Guatemala pidieron hoy la conformación de un Consejo Consultivo sobre la prevención de la tortura y tratos crueles en el país, donde, según datos aportados por ellos, persisten los casos de asesinatos con esas señales.

Un dirigente de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (Odha), Ronald Solís, argumentó en una rueda de prensa que el Consejo debe ser conformado porque el Congreso nombró, la semana pasada, a los cinco relatores de la Oficina Nacional de Prevención de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

La conformación del Consejo Consultivo está establecida en la Ley del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de 2010 como un ente de apoyo a los relatores, y debe estar integrado por organizaciones de la sociedad civil con experiencia en investigaciones o análisis de tortura.

Solís dijo que en el país se siguen dados casos de torturas y tratos crueles en diversos grupos de la población que "históricamente han sido excluidos, como los indígenas, mujeres, niños, jóvenes y ancianos, homosexuales y lesbianas".

Aseguró que en Guatemala "cada cuatro o cinco días aparece una persona asesinada con señales de tortura".

Un miembro del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala (Iccpg), Gary Estrada, señaló por su parte en la misma rueda de prensa que diversas investigaciones evidencian que persisten los tratos crueles en la cárceles, albergues para inmigrantes, hospitales y centros de protección para la niñez y adolescencia.

"Existe la profunda preocupación de atender a las víctimas que cada día son degradadas y violentadas en su derecho a la vida, la dignidad e integridad, mediante actos que pueden considerarse como tortura", afirmó Estrada.

En declaraciones a Efe, el miembro del Iccpg explicó que "las condiciones precarias de insalubridad, de hacinamiento, ausencia de controles y discriminaciones", principalmente en las cárceles, se consideran como torturas.

El Iccpg, la Odha, la Asociación para la Prevención de la Tortura (Apt), Colectivo Casa Artesana y el Equipo de Estudios Comunitarios Acción Psicosocial (Ecap), expresaron asimismo en un comunicado que la perspectiva jurídica no debe ser la única estrategia para abordar el tema de la tortura.

"Hay que identificar las causas psicológicas, sociales y antropológicas y hacer análisis jurídicos de la situación", indicó Solís.

Los casos de tortura fueron frecuentes durante el pasado conflicto armado que asoló a Guatemala entre 1960 y 1996, recordó Estrada.