• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Socialistas del sur de Europa piden una nueva doctrina contra la crisis

El primer secretario del Partido Socialista francés, Harlem Désir / AFP

El primer secretario del Partido Socialista francés, Harlem Désir / AFP

Varios países del sur de la UE han sido y están siendo sometidos a "planes draconianos", dijo el primer secretario del Partido Socialista francés, Harlem Désir, quien advirtió que con estos ya se ha reducido de manera significativa el déficit estructural de esos Estados, mientras crece el déficit nominal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los líderes socialistas de cinco países del sur de la Unión Europea (UE) abogaron hoy en París por aplicar una "nueva doctrina" contra la crisis económica, lejos de una austeridad a cualquier coste y contra el "fracaso flagrante" de las políticas practicadas.

Se trata, dijeron, de hacer que la UE sea de nuevo un territorio de crecimiento, que recupere el dinamismo económico porque "cómo se ha abordado el déficit es un fracaso flagrante", declaró el anfitrión de la reunión, el primer secretario del Partido Socialista francés, Harlem Désir.

Varios países del sur de la UE han sido y están siendo sometidos a "planes draconianos", continuó Désir, quien advirtió que con estos ya se ha reducido de manera significativa el déficit estructural de esos Estados, mientras crece el déficit nominal.

Por eso reivindicó que se tenga en cuenta el esfuerzo que se ha hecho en los últimos años, que se considere cuál es el déficit estructural actual y que aplicar medidas como las practicadas hasta ahora tendrá como consecuencia "agravar la recesión".

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, otro de los líderes presentes en la reunión de París, abogó por aplicar en la UE una política de austeridad "de manera inteligente".

"Hemos constatado el fracaso de la política de austeridad de la derecha europea, compulsiva", criticó Pérez Rubalcaba, quien dijo que esa política "ha conducido a más desempleo y a mucho sufrimiento".

Subrayó la necesidad de "impulsar políticas de crecimiento, pero eso no quiere decir bajar la guardia frente a los desequilibrios presupuestario", advirtió.

"Hay que ser austeros de manera inteligente", de forma que las políticas aplicadas en la UE sean "compatibles con el crecimiento y con la creación de empleo", insistió el líder del PSOE.

Pérez Rubalcaba aseguró que "falta tiempo" para aplicar las políticas que son necesarias para salir de una situación que calificó de "dramática" y aseguró que el Consejo Europeo de finales de mes es "muy importante".

"Ningún país puede reducir su deuda sin empobrecerse", señaló por su parte Antonio Jose Seguro, líder del Partido Socialista Portugués.

"Tenemos que tener políticas de apoyo a la economía, con apoyo a las empresas, con condiciones de financiación que respondan a los mismos criterios para todas las empresas europeas y también las familias tienen que tener ingresos suficientes para comprar los productos fabricados por las empresas", dijo Seguro.

El líder del Partido Demócrata italiano, Antonio Guglielmo Epifani, aseguró que "si los problemas cuantitativos no son los mismos, los cualitativos sí" y alertó sobre el elevado nivel de paro juvenil y sobre el peligro que significa el ascenso de "movimientos populistas y xenófobos".

Para Italia, recordó, "esta es la mayor y más larga crisis de su historia".

Sobre la amenaza que significan para la UE el ascenso de posiciones xenófobas y populistas también se pronunció el líder del PASOK griego, Evangelos Venizelos, quien se refirió a los movimientos pronazis surgidos en su país.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), el socialista alemán Martin Schultz, alertó además de que los europeos tienen que ser conscientes de que lo que se da actualmente en la UE es "una batalla entre dos tendencias políticas" y rechazó la idea de que los países del sur de la Unión tengan como enemigo a Alemania.

Y para ello citó al primer ministro británico, David Cameron, de quien recordó su apelación a una UE "con más competitividad y menos reglas" para ilustrar posiciones que frecuentemente se asocian con las políticas de austeridad y rigor presupuestario atribuidas, dijo, únicamente al Gobierno en Berlín.

Además de asistir en París a la reunión de líderes socialistas del sur de la UE, los máximos responsables de los partidos de esa orientación participan en la capital francesa en el Foro de Progresistas Europeos y al final de la jornada se reunirán con el Presidente de la República francesa, François Hollande, en el Palacio del Elíseo.