• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Socialismo del siglo XXI: una diplomacia de alto costo

Hugo Chávez en la cadena nacional, flanqueado por Diosdado Cabello y Nicolás Maduro

Hugo Chávez en la cadena nacional, flanqueado por Diosdado Cabello y Nicolás Maduro

Especialistas consideran que la estrategia de política exterior no benefició al país. El fallecido presidente Hugo Chávez hizo donaciones, asumió compromisos e incrementó la deuda para forjarse un liderazgo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La política exterior desplegada por el presidente Hugo Chávez durante los últimos 14 años implicó el gasto de millardos de dólares en donaciones a otros países, la asunción de compromisos financieros y el incremento de la deuda externa del país. Una herencia que deberá gestionar el próximo gobierno.

La falta de transparencia de las cuentas gubernamentales dificulta calcular con precisión el costo que tuvo la diplomacia chavista, pero hay algunos datos disponibles. El candidato presidencial Henrique Capriles Radonski denunció que los regalos de Chávez sumaron 70 millardos de dólares entre 2005 y 2012. Coincidencialmente, el ejecutor de esa política exterior desde 2006 fue su actual rival electoral, Nicolás Maduro, quien fue canciller hasta 2012.

La lista elaborada por el comando del aspirante opositor incluye desde contribuciones pequeñas como 30.000 dólares otorgados en 2007 a una escuela primaria de India hasta inversiones cuantiosas como 6,6 millardos de dólares destinados el año pasado a la construcción de una refinería, una petroquímica y un oleoducto en Nicaragua.

Los mayores beneficiarios de la ayuda gubernamental son Cuba, con 23,2 millardos de dólares, y Nicaragua, con 12,9 millardos de dólares. Entre los principales receptores de fondos figuran Argentina, Bielorrusia, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Irán, Jamaica, Paraguay y Uruguay.

Entre los compromisos adquiridos destaca Petrocaribe, que obliga a enviar hasta 185.000 barriles diarios de crudo a Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Jamaica, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Surinam.

La desventaja para Venezuela es que deja de percibir el dinero en efectivo (hasta 6,6 millardos de dólares anuales, con el precio actual del petróleo) porque los beneficiados pueden pagar la mitad de la factura con bienes y servicios y la otra mitad es financiada a 25 años con un interés de 1%.

En cuanto a los pasivos contraídos por el gobierno de Chávez, las cifras del Ministerio de Planificación y Finanzas muestran que la deuda pública externa casi se duplicó durante los últimos 14 años, al aumentar de 23,3 millardos de dólares en 1998 a 45,4 millardos de dólares en 2012.

Parte de ese incremento se vincula con acciones de política exterior como la emisión de bonos con Argentina, para ayudar a ese país a regresar a los mercados internacionales, y la compra de armamento a Rusia que ha implicado la concesión de créditos a Venezuela por bancos de ese país.

El Ejecutivo además no contabiliza como deuda pública los compromisos adquiridos con China por los recursos aportados por ese país a los fondos bilaterales creados en los últimos años. El saldo actual de esos pasivos, que deben ser pagados con ventas a futuro de petróleo y derivados, asciende a 22,6 millardos de dólares.

Sin beneficios. La multimillonaria estrategia de política exterior implementada por Chávez durante su gobierno permitió que el mandatario se hiciera un nombre en el ámbito latinoamericano y mundial, pero no sirvió para que Venezuela mejorase su posición en el escenario internacional, opinan especialistas.

"Tuvo un resultado clarísimo: generar un liderazgo personalista y autoritario en la región e incluso más allá. El mundo habla de Chávez porque él invirtió mucho dinero en los últimos 14 años y logró el objetivo de convertirse en un líder, aunque en los últimos años comenzó a debilitarse", dice el internacionalista Félix Gerardo Arellano.

El país, sin embargo, no recibió ningún beneficio, según Arellano. "Venezuela perdió liderazgo y credibilidad en el escenario regional y global, como lo demuestra la reciente actuación en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, cuando se desligó de una resolución por consenso para crear una comisión que evaluara a Corea del Norte".

El internacionalista Edmundo González Urrutia cree que el país enfrenta un creciente aislamiento. "Las inversiones de Chávez sólo ayudaron a comprar lealtades y construir coaliciones costosas para el país, como la Alianza Bolivariana para las Américas, que se fundamenta exclusivamente en la bonanza petrolera de los últimos años".

Entre las razones del aislamiento, según González Urrutia, está la construcción de alianzas con países como Bielorrusia e Irán y la política de debilitamiento sostenido de los organismos internacionales, como lo demuestra el retiro de la Comunidad Andina y la denuncia de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Agrega que el problema de fondo es que se sustituyó una política exterior de Estado basada en principios universales como integración, democracia y derechos humanos, que mantuvo Venezuela de 1958 a 1998, por una estrategia personalista, ideologizada, pugnaz y excluyente.

Consulte los Regalos peregirnos Aquí