• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Snowden critica la ley británica para vigilar internet y llamadas

El ex analista de la CIA, Edward Snowden | AP

El ex analista de la CIA, Edward Snowden | AP

El exagente de la Agencia Nacional de Seguridad de EE UU consideró que es "inusual" que se apruebe una legislación reservada para situaciones de guerra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El exagente de la Agencia Nacional de Seguridad de E EUU (NSA) Edward Snowden ha calificado de "increíble" la decisión del Reino Unido de introducir una ley de emergencia para vigilar internet y las llamadas telefónicas.


En unas declaraciones al diario "The Guardian" divulgadas hoy, el exagente estadounidense refugiado en Moscú consideró que no se dan las circunstancias para sacar adelante una legislación de este tipo.

El Gobierno de David Cameron anunció la semana pasada que se aprobará en los próximos días por la vía rápida el proyecto de ley para que las compañías de telecomunicaciones y de internet conserven los detalles de sus usuarios, lo que permitirá a las autoridades acceder a ellos a fin de combatir el terrorismo.

Sin embargo, Edward Snowden, que el año pasado reveló las actividades de espionaje de EE UU y el Reino Unido sobre las llamadas telefónicas de millones de personas, consideró que es "inusual" que se apruebe una legislación reservada para situaciones de guerra.

"Quiero decir que no caen bombas", dijo Snowden, que calificó de "increíble" la decisión del Gobierno británico.

Según el exanalista de la NSA, el Gobierno quiere aprobar un proyecto sin "ningún debate" y a pesar de que la Justicia europea considerase ilegal la conservación de los detalles de los usuarios por un periodo de doce meses.

El primer ministro británico, David Cameron, ha justificado la aplicación de la ley en la necesidad de combatir el terrorismo.

El Gobierno quiere que los servicios de seguridad accedan a los datos electrónicos y las comunicaciones y que las empresas conserven la información de sus usuarios.

El Gobierno responde de esta manera a un dictamen del pasado abril del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) que consideró ilegal una directriz comunitaria que obligaba a almacenar la información durante un periodo de doce meses.

Ante la posibilidad de que las empresas de internet y de telecomunicaciones empiecen a borrar la información de sus usuarios, por temor a verse ante problemas legales, el Reino Unido ha optado por conservar los poderes de las fuerzas de seguridad para que éstas puedan pedir a las empresas los datos que necesitan.

El Gobierno dejó claro que el acceso a la información estará restringida a las fuerzas de seguridad y que la ley sólo será efectiva hasta 2016, una año después de los comicios generales.

La ley, conocida como Poderes de Investigación y Retención de Datos, no tendrá potestad para acceder al contenido de los correos o las llamadas, sino los detalles de las personas que han estado en contacto, la fecha y la hora en que se comunicaron.