• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Snowden: Finalmente la ley está triunfando

Edward Snowden / AFP

Edward Snowden / AFP

"En las últimas ocho semanas, hemos visto que la administración (estadounidense) de (Barack) Obama no muestra respeto por las leyes internacionales ni nacionales", señaló el ex analista de la CIA en una declaración publicada en Wikileaks

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex analista de la CIA Edward Snowden agradeció hoy a Rusia que le haya concedido asilo temporal y aseguró que finalmente "la ley está triunfando", tras haber podido abandonar el aeropuerto moscovita de Sheremétievo después de más de un mes atrapado allí.

"En las últimas ocho semanas, hemos visto que la administración (estadounidense) de (Barack) Obama no muestra respeto por las leyes internacionales ni nacionales, pero finalmente la ley está triunfando", señaló Snowden, en una declaración publicada en Wikileaks.

"Agradezco a la Federación de Rusia haberme concedido asilo de acuerdo a sus leyes y obligaciones internacionales", agregó el fugitivo estadounidense, citado en el portal de Julian Assange.

El extécnico de la CIA salió hoy de la zona de tránsito del aeropuerto y, tras entrar en territorio ruso, abandonó Sheremétievo en un taxi en dirección desconocida, acompañado por Sarah Harrison, asesora legal de Wikileaks, que ha estado con él desde que salió de Hong Kong en su huida de la Justicia de EE UU y durante los 39 días que ha permanecido en la "zona de nadie" aeroportuaria.

En relación a la concesión de asilo a Snowden, Assange, fundador de Wikileaks y él mismo refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace más de un año, aseguró que "esta es otra victoria en la lucha contra la guerra que libra Obama contra los filtradores".

"La batalla se ha ganado, pero la guerra continúa. EE UU ya no puede seguir vigilando a los ciudadanos del mundo ni mantener su colonización digital de naciones soberanas", agregó.

WikiLeaks también agradece a Rusia el haber aceptado la petición de asilo temporal de Snowden, así como al personal del aeropuerto de Sheremétievo por haber hecho más fácil la estancia del joven estadounidense y de Sarah Harrison.