• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Sisi dice que es hora de trabajar en Egipto

Abdelfatah al Sisi | AP

Abdelfatah al Sisi | AP

El presidente electo de Egipto dio al país una nueva fase al drama que comenzó en 2011 con el derrocamiento del dictador Hosni Mubarak, luego de 29 años en el poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente electo de Egipto, el mariscal de campo retirado Abdul Fatá El Sisi dijo el martes a los egipcios que "es hora de trabajar" para reconstruir la economía, después que fue declarado oficialmente ganador de las elecciones de la semana pasada, con lo que un militar de carrera retoma el máximo cargo en el país.

Miles celebraron en plazas públicas de todo el país con vítores, fuegos artificiales y canciones pro militares después de que la Comisión Electoral anunció oficialmente la victoria de El Sisi con casi 97% de los votos en una elección que tuvo una participación de poco más de 47%.

El Sisi dio a Egipto una nueva fase al drama que comenzó en 2011 con el derrocamiento del dictador Hosni Mubarak, luego de 29 años en el poder. Al año siguiente, el islamista Mohamed Morsi se convirtió en el primer presidente democráticamente electo, pero luego enfrentó masivas protestas contra él y su Hermandad Musulmana.

En ese entonces, El Sisi era jefe del ejército y derrocó a Morsi en julio de 2013. Luego emprendió una fuerte persecución contra la Hermandad y otros islamistas que dejó cientos de muertos y a miles encarcelados.

Los partidarios de El Sisi lo consideran un caudillo que liberó al país de los islamistas y puede poner fin a la inestabilidad, pero el militar ha dicho que tomará 25 años instaurar la verdadera democracia y que se opone al exceso de libertades que causan alboroto, en un ambiente ya reducido para la actividad política.

El Sisi restablece ahora una cadena de cinco presidentes egipcios con antecedentes militares desde el golpe de Estado en 1952 contra la monarquía, siendo Morsi la excepción, y sin contar a dos presidentes interinos.

"Estoy feliz de que el ejército regrese al poder y que se haya desecho de la Hermandad Musulmana", dijo Iman Adly, una mujer que tenía el rostro pintado con la bandera egipcia, durante una celebración en la Plaza Tahrir de El Cairo.

El Sisi ha prometido restaurar la estabilidad y sanear la economía después de tres años tumultuosos. Sin embargo, los detractores temen que el militar de carrera restaure los rasgos autocráticos de Mubarak.

Debe juramentar el 8 de junio ante la Corte Suprema Constitucional.

En un discurso televisado, El Sisi dijo que "es hora de trabajar para llevar a Egipto a un brillante mañana y a un mejor futuro".

"El futuro es una página en blanco, y está en nuestras manos llenarla como deseamos", dijo, vestido con traje obscuro.

El presidente electo recibe a un país dividido. La mayoría de los islamistas boicotearon las elecciones y rechazan cualquier gobierno que surja tras lo que llaman el golpe de estado que quebró la democracia egipcia.