• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sirisena invita a todos los partidos a un Gobierno de unidad en Sri Lanka

Maithripala Sirisena, que se convertirá en el séptimo jefe de Estado de Sri Lanka | AP

Maithripala Sirisena, que se convertirá en el séptimo jefe de Estado de Sri Lanka | AP

El nuevo presidente pidió la unidad en defensa del país y del pueblo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuevo presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, invitó hoy a todos los partidos del Parlamento a participar en un Gobierno de unidad nacional para defender los intereses del pueblo.

"Invito a todos los parlamentarios a unirse a nosotros para establecer un Gobierno de unidad nacional en defensa de nuestro país y de nuestro pueblo", dijo Sirisena en un discurso en el templo Sri Dalada Maligawa, en Kandy (centro del país), adonde acudió hoy a cumplir con un ritual seguido por todos los nuevos gobernantes.

Sirisena -declarado el viernes pasado presidente de Sri Lanka tras derrotar en las urnas al gobernante saliente Mahinda Rajapaksa por medio millón de votos- afirmó que es su "obligación y responsabilidad asegurar una política no partidista e imparcial que permita mantener la ley y el orden".

El nuevo presidente llega al poder con un mensaje de tolerancia cero hacia la corrupción y con acusaciones al anterior mandatario de haber convertido el país en un lugar sometido a los intereses de su familia.

"Daré todo los pasos para eliminar completamente en este país la corrupción, los agujeros y los sobornos", subrayó.

Sirisena resaltó, como ya hizo el viernes en la ceremonia de jura del cargo, que llevará a cabo "todas las acciones necesarias para establecer una economía próspera y fuerte para reducir la pobreza, el coste de la vida y las dificultades económicas".

Insistió en los próximos cambios en una política internacional hasta ahora alineada con intereses regionales con fuerte influencia de China y Rusia y la importancia de ampliarla a más socios que puedan ayudar al desarrollo del país.

"Mejorando las relaciones y amistad con otros países y organizaciones internacionales, trataremos de conseguir toda su ayuda para mejorar el futuro de la gente y el desarrollo" de Sri Lanka, señaló.

También habló de religión, una espinosa cuestión que hizo que las minorías hinduista, musulmana y cristiana le respaldaran por considerar que Rajapaksa no estaba frenando la hostilidad de grupos extremistas del budismo, confesión del 70 % de la población.

"Protegiendo la religión mayoritaria del país, el budismo, también protegeremos los derechos y la libertad de los hindúes, los musulmanes y los católicos para practicar su religión y crear consenso entre todos para construir esta nación", afirmó.

Sirisena, candidato de unidad de la oposición, ganó las elecciones del pasado día 8 con un 51,3 % de los votos frente al 47,6 % de su rival, que aspiraba a ampliar a un tercer mandato la década que ya llevaba en el poder.