• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Siria y Corea del Norte están fuera del control internacional de armas químicas

Además de estos dos países, Rusia, Estados Unidos, Irak, Libia, Albania e India han reconocido poseer esta clase de armamento, aunque colaboran con el sistema de verificación vinculado a la ONU

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siria, país del que este jueves Estados Unidos dijo que tiene indicios del uso de armas químicas, es junto a Corea del Norte una de las naciones sobre las que no existe un control de ese tipo de armamento, según la Organización para la Destrucción de Armas Químicas (OPAQ).

Además de estos dos países, Rusia, Estados Unidos, Irak, Libia, Albania e India han reconocido poseer esta clase de armamento, aunque colaboran con el sistema de verificación de esta organización vinculada a la ONU.

A este grupo se suman Israel y Birmania, que han suscrito, pero no ratificado, la Convención sobre Armas Químicas, en tanto que Egipto, Sudán del Sur, Angola y Somalia siquiera se han adherido a este protocolo.

El Pentágono denunció hoy que se ha apreciado, con "diversos grados de confianza", el uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar al Asad, especialmente gas sarín, aunque poco después la Casa Blanca precisó que esos datos no son "suficientes" y exigió "hechos creíbles y confirmados" antes de tomar decisiones sobre futuras acciones en Siria.

El pasado 21 de marzo, la ONU inició una investigación oficial sobre la posible utilización de armas químicas en Siria, donde se libra una guerra civil que ya ha costado la vida al menos 70.000 personas.

Por otra parte, respecto a Corea del Norte, los analistas internacionales estiman que el régimen de Pyongyang podría tener entre 2.500 y 5.000 toneladas de armas químicas, si bien su hermetismo no permite verificación alguna.

Estados Unidos y Rusia son los países que cuentan con un mayor arsenal químico, aunque en paralelo lideran la destrucción de esta clase de armamento.

Washington ha destruido ya el 90 por ciento de su arsenal, tal como había previsto en 1985, y Rusia anunció en marzo pasado que se había deshecho de más del 70 por ciento, frente al 1 por ciento desmantelado en 2004.

Rusia llegó a poseer uno de los arsenales más grandes, aunque siempre alegó que su único propósito era de carácter defensivo.

La ONU confirmó que Irak empleó armas químicas durante la guerra que mantuvo contra Irán entre 1980 y 1988 y también en la campaña contra la comunidad kurda entre 1987 y 1989, en la que murieron 182.000 civiles.

Una vez que cayó el régimen de Sadam Husein, Irak comenzó un proceso de destrucción de sus arsenales.

Respecto a Libia, la OPAQ denunció en su momento la escasa colaboración de este país en lo relativo a las armas químicas, pero el Consejo Nacional de Transición está en proceso de desmantelarlo.

Hace nueve años, el régimen de Trípoli reconoció ante la comunidad internacional que poseía al menos 23 toneladas de gas mostaza y fábricas inactivas de armas químicas.

Además, Naciones Unidas ha alertado del posible uso de este tipo de armas por grupos terroristas.

Ya en 1995 murieron más de una decena de personas por el uso de gas sarín por la secta Verdad Absoluta en el metro de Tokio.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, la organización terrorista Al Qaeda amenazó con emplearlas contra objetivos occidentales en cuanto tuviera oportunidad.

La Organización para la Destrucción de Armas Químicas, dependiente de Naciones Unidas y con sede en La Haya, agrupa a 188 países y se encarga desde su creación en 1997 de verificar este tipo de armamento.