• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Sínodo abordó sufrimiento de fieles divorciados vueltos a casar

La asamblea de obispos continúa dividida sobre cualquier apertura de la Iglesia Católica y se pide "ir con cuidado y sin prisa ante la presión pública"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los participantes en el Sínodo sobre la familia analizaron “el sufrimiento de católicos divorciados y vueltos a casar por no poder formar parte de la Iglesia”, informaron portavoces del Vaticano.

Los 270 padres sinodales, cardenales, obispos y sacerdotes encargados de redactar y votar un documento con respuestas sobre las nuevas situaciones familiares, se ocuparon ayer principalmente del tema de los divorciados vueltos a casar, a quienes les niegan los sacramentos, como la eucaristía, al considerarlos en pecado.

En la rueda de prensa diaria que ofrece el Vaticano sobre el Sínodo, los encargados de resumir las intervenciones de los participantes destacaron que hubo muchas sobre el tema "con presentaciones muy sinceras y apasionadas" aunque con "diferentes perspectivas sobre cómo equilibrar misericordia y obediencia al magisterio".

Un participante instó a la asamblea a aceptar que los divorciados vueltos a casar puedan ser padrinos de sus nietos o sobrinos, ya que esto la Iglesia  también lo prohíbe, pues "quieren vivir una vida coherente con la fe", alegaron.

Uno de los obispos explicó que algunos divorciados se ponen en la fila para recibir la comunión durante la misa, pero solo pueden recibir la bendición del cura, la llamada comunión espiritual.

La asamblea continúa dividida sobre cualquier apertura y se pide "ir con cuidado y sin prisa ante la presión pública", mientras que otros piden "un camino de discernimiento para los divorciados vueltos a casar, y evaluar caso por caso" o "un camino catecumenal para las parejas divorciadas civilmente".