• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Sínodo inició con reflexión sobre divorciados

Francisco advirtió que el Sínodo no es un parlamento para negociar | Foto EFE

Francisco advirtió que el Sínodo no es un parlamento para negociar | Foto EFE

El relator Peter Erdó afirmó que existe la petición de acompañar a las personas que han vuelto a casarse a una mayor integración en la comunidad cristiana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Sínodo de obispos sobre la familia que comenzó ayer recordó que El Vaticano reflexionará sobre los divorciados que han contraído nupcias otra vez y que hay que evitar discriminar a los homosexuales; no obstante, rechazó el matrimonio de personas del mismo sexo.

El papa Francisco advirtió que el Sínodo no es un parlamento para negociar, sino una expresión eclesial para leer la realidad con los ojos de la fe y los ojos de Dios.

Los 270 padres sinodales, cardenales, obispos y religiosos con derecho al voto, más aproximadamente 90 auditores y expertos comenzaron las reuniones que culminarán el 24 de octubre, para dar respuestas, como institución, a los nuevos “desafíos” de la familia actual.

Peter Erdó, relator general del Sínodo, leyó el resumen de temas que se tratarán  y explicó que allí se incluye la petición de acompañar a los divorciados que han vuelto a casarse a una mayor integración en la vida de la comunidad cristiana.

En el capítulo de “La atención pastoral hacia las personas con tendencia homosexual”, Erdó recordó que aunque este problema no es relativo a la familia, se presentan situaciones que comprometen la vida familiar y por ello se afrontará.

Subrayó que no existe fundamento alguno para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el diseño de Dios sobre el matrimonio y la familia.

El Sínodo se limitará a afirmar que los hombres y mujeres con tendencia homosexual tienen que ser acogidos con respeto y delicadeza y que hay que evitar cualquier tipo de injusta discriminación.

Un día antes de iniciar este Sínodo, el cura polaco Krzysztof Charamsa anunció su homosexualidad y dio a conocer a su pareja. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó: “Hacer una declaración tan impactante antes de la apertura del Sínodo es muy grave e irresponsable, porque intenta someter la asamblea sinodal a una presión mediática injustificada”.