• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sindicato de inmigración de EE UU se opone a reforma migratoria

Argumentan que la propuesta de reforma "afecta" la capacidad de los funcionarios para hacer correctamente su trabajo y "aumenta las amenazas a la seguridad nacional"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un sindicato que representa a los funcionarios de Inmigración de EE UU intensificó hoy sus críticas al proyecto de ley para una reforma migratoria que maneja el Senado al argumentar que la propuesta pone en peligro la seguridad nacional.

En una carta a los ocho senadores que elaboraron la reforma migratoria, el Consejo Nacional de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), que maneja las solicitudes de cambios de estatus migratorio, enumeró una larga lista de objeciones a la legislación.

Según la carta sindical, la propuesta "afecta" a la capacidad de los funcionarios para hacer correctamente su trabajo, "aumenta las amenazas a la seguridad nacional, y hace caso omiso de los problemas graves que afligen" a la agencia.

El presidente del sindicato, Kenneth Palinkas, explicó que las agencias gubernamentales están poco preparadas para manejar la gran carga de trabajo que derivaría de la reforma migratoria.

La legislación "prevé un aumento masivo en el flujo de trabajo", advirtió Palinkas en la carta.

"El resultado es predecible: si se aprueba (el proyecto), provocaría la aprobación de millones de solicitudes tanto para la amnistía como para futuros ingresos, poniendo la seguridad pública y a los contribuyentes en riesgo."

"¿Por qué el Senado aprobaría una ley que hace que sea aún más difícil para los oficiales del USCIS identificar, eliminar o evitar las amenazas de seguridad pública?", insiste.

A principios de esta semana, el director del USCIS, Alejandro Mayorkas, reconoció que todavía queda mucho trabajo por hacer en la racionalización del proceso de aprobación de las solicitudes de inmigración y dijo que la agencia aún no ha publicado políticas claras y coherentes al respecto.

Mientras tanto, se prevé que la semana próxima el pleno del Senado comience a debatir la propuesta planteada por el grupo bipartidista de los ocho, después de haberse sometido a más de 300 enmiendas en el Comité Judicial de la Cámara alta.