• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Silva condiciona apoyo a candidatos en Brasil

Marina Silva puede convertirse en la nueva presidenta de Brasil el domingo / AP

Marina Silva / AP

La ex candidata presidencial no ha decidido qué exigirá a cada uno de los participantes en la swegunda vuelta de los comicios presidenciales para expresar su respaldo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El apoyo de la candidata Marina Silva que quedó fuera de la contienda después de las elecciones del domingo subió de valor en la oposición para poder vencer a la presidenta Dilma Rousseff en la segunda vuelta del 26 de octubre.
 
Sin embargo, la ecologista Silva aclaró el martes que en los próximos días se reunirá con los partidos que formaron su coalición para definir las condiciones para formular un posicionamiento en conjunto.
 
Algunos analistas opinaron que el apoyo podría ser dividido entre el aspirante de la oposición Aécio Neves y Rousseff, sin embargo un comunicado de la campaña de Silva señaló que "Marina Silva y otros líderes de los partidos aliados participarán en la reunión para construir un posicionamiento en común de la coalición para lo que viene en la disputa por la presidencia de la república''.
 
Algunos Analistas han percibido los comentarios de Silva desde el domingo como una señal de un apoyo implícito a Neves. Y el comunicado del martes destacó  que ``los resultados de las elecciones reflejaron una posición de insatisfacción con las condiciones existentes en Brasil expresando un deseo de cambio''.
 
Fue una gran sorpresa que Silva quedara fuera de la contienda ya que la popular ex ministra del Ambiente consiguió un enorme apoyo cuando fue escogida para sustituir a Eduardo Campos, el candidato original del Partido Socialista Brasileño que murió en agosto en un accidente de aviación.

Silva escaló en las encuestas rápidamente y llegó a aventajar a la mandataria por 10 puntos antes de caer tras una campaña negativa en su contra que intentaba retratarla como una amenaza a los beneficios sociales logrados durante los 12 años que lleva el Partido de los Trabajadores en el poder.
 
Neves desafió las expectativas y terminó con 34% de los votos, en comparación con el 42% de Rousseff. Silva obtuvo un 21% y se quedó fuera de la segunda vuelta el 26 de octubre.
 
El candidato opositor enfrenta una batalla cuesta arriba para derrotar a Rousseff y tanto él, como su equipo, han expresado un grande deseo por conseguir el apoyo de Silva.
 
"Si evalúas las propuestas vas a encontrar más puntos de convergencia que de divergencia", dijo Neves en rueda de prensa el lunes. "Estoy abierto ampliamente para conversar acerca del proyecto para Brasil. Mis propuestas están ahí pero siempre pueden ser mejoradas".
 
Algunos asesores de Silva dijeron el martes que la ambientalista quiere apoyar a Neves si se compromete a hacer una reforma política que prohíba la reelección y a subir el porcentaje del presupuesto destinado al sistema de salud, entre otras condiciones.
 
Mientras tanto, algunos columnistas dicen que el apoyo de Silva podría pesar poco ya que no conseguirá que sus seguidores voten en masa por Neves debido a que fue candidata del Partido Socialista Brasileño que tiene una militancia más izquierdista y alineada con el oficialista Partido de los Trabajadores que con el Partido de la Social Democracia de Neves, considerada la opción de la derecha en el país.
 
"Me parece que una declaración de apoyo tanto del partido o de los candidatos no garantiza que los electores los seguirán", dijo Francisco Fonseca, profesor de ciencias políticas en la Fundación Getúlio Vargas. "En Brasil no hay esa fidelidad partidaria personal y hasta familiar y generacional que encuentras en otros países. Votan más en la persona que en los partidos".