• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Seúl prevé reducción de 20% en llegadas de refugiados norcoreanos

Un portavoz de Unificación comentó que desde el 1 de enero hasta la fecha Corea del Sur ha recibido a unos 550 disidentes del Norte, por lo que se prevé que las personas llegadas al final del año ronden las 1.200

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El número de refugiados norcoreanos que alcanzan Corea del Sur disminuirá este año un 20 por ciento en comparación a 2012, confirmó este jueves el Ministerio de Unificación de Seúl, principalmente por la mejora en la situación alimentaria del país comunista.

Un portavoz de Unificación comentó a Efe que desde el 1 de enero hasta la fecha Corea del Sur ha recibido a unos 550 disidentes del Norte, por lo que se prevé que las personas llegadas al final del año ronden las 1.200.

La cifra es aproximadamente una quinta parte menor que la de 2012, año en el que 1.509 norteños completaron con éxito la difícil travesía hasta alcanzar territorio del Sur, según datos del Ministerio surcoreano.

La fuente de Unificación atribuyó el probable descenso en el número de norcoreanos llegados este año a la mejora de la disponibilidad de alimentos en el país vecino, que sufre una crisis económica constante desde los años 90.

Recordó que las inundaciones de la época de tifones del pasado verano no fueron tan destructivas como otros años y que desde 2011 el régimen norcoreano ha movilizado a un elevado número de ciudadanos en proyectos agrícolas.

El número de norcoreanos que cada año alcanzan el Sur tras escapar de la pobreza y la represión en su país superó el millar en 2001 y se fue incrementando hasta 2009, año en el que llegaron 2.929, aunque desde entonces la cifra ha descendido paulatinamente.

Hasta ahora el Gobierno de Corea del Sur había citado como principal motivo del descenso el endurecimiento de la vigilancia fronteriza en el Norte por parte del régimen totalitario de Kim Jong-un, que dificultaría las deserciones en un país cuyos ciudadanos no están autorizados a salir al extranjero sin permiso.

Cruzar los ríos Yalu o Tumen, que separan a Corea del Norte de China, es el primer paso de un largo periplo para los norcoreanos que buscan una vida mejor en la próspera Corea del Sur, donde se les reconoce como refugiados y reciben ayudas financieras y formativas.

Como el Gobierno de China persigue a los fugitivos del Norte, estos necesitan recorrer miles de kilómetros de forma ilegal, generalmente con la ayuda de mafias, hasta alcanzar un tercer país como Tailandia, Mongolia o Vietnam, desde el que solicitar asilo en Corea del Sur.

Aproximadamente 25.000 refugiados de Corea del Norte residen actualmente en territorio surcoreano, según datos del Ministerio de Unificación.