• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Sentenciaron a cadena perpetua a doctor abortista de Filadelfia

 El doctor Kermit Gosnell / AP

El doctor Kermit Gosnell / AP

Kermit Gosnell, de 72 años, había sido condenado ayer por tres cargos de asesinato en primer grado por los abortos llevados a cabo en su centro médico, en muchos casos en embarazos de gestación avanzada, y cuya brutalidad había motivado que los investigadores lo calificaran de "casa de los horrores"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El doctor abortista de Filadelfia, Kermit Gosnell, eludió hoy presentar apelación ante los tres cargos de asesinato en primer grado, por lo que evitó así la pena capital y fue sentenciado inmediatamente a cadena perpetua.

El fiscal de distrito de Filadelfia, Seth Williams, explicó en un comunicado que Gosnell "aceptó prescindir de todos sus derechos de apelación en cambio de una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en lugar de la pena de muerte".

Gosnell, de 72 años, había sido condenado ayer por tres cargos de asesinato en primer grado por los abortos llevados a cabo en su centro médico, en muchos casos en embarazos de gestación avanzada, y cuya brutalidad había motivado que los investigadores lo calificaran de "casa de los horrores".

También encaraba condena por asesinato involuntario por la muerte de una mujer que falleció por sobredosis de anestesia durante uno de los abortos.

El doctor y su plantilla, parte de la cual no tenía certificación ni licencias, llevaron a cabo durante años abortos de embarazos en avanzado estado de gestación y emplearon tijeras para cortar la médula espinal de los bebés nacidos vivos.

La clínica Women's Medical Society, ubicada en el oeste de Filadelfia estuvo operativa entre 1979 y 2010, cuando fue clausurada a raíz de una queja relacionada con la prescripción ilegal de narcóticos y las autoridades descubrieron el tipo de operaciones que llevaba a cabo en el interior.

La investigación reveló que las pacientes de Gosnell, la mayoría inmigrantes y pobres, pagaban alrededor de 300 dólares por abortos realizados durante el primer trimestre de embarazo y entre 1.600 y 3.000 por interrupciones ilegales del embarazo tras la 24 semana de gestación.