• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Senadores republicanos bloquean ampliación de subsidio por desempleo en EE UU

Pese a ser minoría, los republicanos echaron mano de acciones de obstrucción parlamentaria para bloquear el procedimiento legislativo con 42 votos frente a otros 55 y aprovecharon que los demócratas no tienen una mayoría de 60 escaños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los senadores republicanos votaron en contra de que avance la propuesta demócrata para que 1,7 millones de estadounidenses recuperen los subsidios por desempleo a los que tenían derecho durante más semanas de manera excepcional.

Pese a ser minoría, los republicanos echaron mano de acciones de obstrucción parlamentaria para bloquear el procedimiento legislativo con 42 votos frente a otros 55 y aprovecharon que los demócratas no tienen una mayoría de 60 escaños.

De nada sirvió que cuatro senadores republicanos, de estados donde el desempleo es más alto, se pasaran al lado demócrata para autorizar una extensión de ese beneficio, que de todas formas no cuenta con el apoyo de la mayoría conservadora de la Cámara de Representantes.

Las prestaciones por desempleo para 1,3 millones de estadounidenses expiraron a finales del año pasado por la negativa del Congreso a votar una extensión a aquellos que llevan más de 26 semanas sin trabajo, pero el número ha aumentado a 1,7 millones durante en enero.

El coste de los beneficios federales es de unos 6.000 millones de dólares cada tres meses y ha sido imposible reconciliar las peticiones demócratas con las peticiones de austeridad de los republicanos, especialmente en programas sociales.

Según el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, "los republicanos nunca han tenido la intención de extender el seguro de desempleo de emergencia", pese a que dejaron abierta la puerta a ello si se lograba compensar el gasto con otros ahorros.

La medida, que los demócratas quieren mantener, fue acordada hace cinco años para amortiguar el impacto de la fuerte destrucción de empleo debido a la recesión y crisis económica, algo que los republicanos consideran una medida excepcional que no está justificada en la actualidad.

El programa ampliaba en 47 semanas más los subsidios por desempleo a los parados.

El desempleo ha caído desde el máximo del 10% en el otoño de 2009 al 6,7% del pasado diciembre, y pese a que la economía estadounidense ha comenzado a crear empleo, muchos parados de larga duración han dejado de buscar trabajo y salen de la fuerza laboral.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha reiterado que la extensión de las prestaciones por desempleo son básicas para que los parados sigan buscando trabajo, con los 300 dólares de media que reciben cada semana.

En un comunicado, la Casa Blanca se mostró hoy "decepcionada" con el fracaso en el Senado y aseguró que "no se puede permitir que un voto se ponga en nuestros intentos de ayudar a los estadounidense que intentan encontrar trabajo".

"Los republicanos en el Congreso deben permitir que esta ley se vote y abandonen el lastre innecesario a nuestra economía y a las familias estadounidenses", aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.