• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Senado: Las torturas de la CIA fueron peor que lo admitido

La senadora demócrata Dianne Feinstein presentó el informe de 525 páginas | Foto AP

La senadora demócrata Dianne Feinstein presentó el informe de 525 páginas | Foto AP

El director de la agencia, John Brennan, afirmó que la información extraída fue útil para luchar contra el terrorismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las torturas utilizadas por la CIA contra sospechosos de pertenecer a Al Qaeda fueron “brutales y mucho peor” que lo admitido hasta ahora, además de resultar poco efectivas, según un informe presentado por el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos.

El documento, publicado tras cinco años de recopilación de datos, aborda el uso de métodos de interrogatorio controversiales a miembros de Al Qaeda –presuntos o reales– retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En la introducción del documento, la senadora Dianne Feinstein, del Partido Demócrata y líder del Comité de Inteligencia, no dejó dudas sobre el resultado de las investigaciones: “Es mi conclusión personal que, en cualquier acepción del término, los detenidos de la CIA fueron torturados”.

El informe de 525 páginas es apenas un resumen de una versión de más de 6.000 páginas que se mantiene en secreto. En el texto se toma mucho cuidado de mencionar la palabra tortura y se prefiere el eufemismo de técnicas reforzadas de interrogatorio, adoptado en el gobierno del presidente George W. Bush.

En el documento se enfatiza que las técnicas no fueron una forma eficiente de adquirir información precisa u obtener la cooperación de detenidos, aunque la agencia insiste en lo contrario.

El director de la CIA, John Brennan, afirmó que la información extraída de la aplicación de métodos brutales de interrogatorio fue crucial para entender a Al Qaeda y sigue siendo útil en los esfuerzos contra el terrorismo.

Admitió que se cometieron errores, pero añadió que la revisión de los métodos iniciada por la agencia demostró que “produjeron inteligencia que ayudó a impedir ataques, capturar terroristas y salvar vidas”.

Sin embargo, el presidente Barack Obama declaró que las torturas de la CIA no ayudaron a los esfuerzos contra el terrorismo ni a los intereses de seguridad nacional, y llamó “a dejar esas prácticas donde pertenecen, en el pasado”.