• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Senado italiano comenzó a tramitar el proyecto sobre uniones gais

El borrador que estudiaran desde mañana, por primera vez en la Cámara Alta, no se refiere a "matrimonio" sino que sustituye el término por el de "específica formación social"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Senado italiano comenzó hoy la tramitación de un polémico proyecto de ley sobre el reconocimiento de las uniones entre homosexuales y la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja del hijo natural del otro.

La sesión de hoy estaba dedicada a la votación de las cuestiones prejudiciales, una fase técnica previa al estudio de las enmiendas presentadas y de la votación de los artículos del texto.

El Senado votó, a mano alzada, en contra de que este proyecto de ley impulsado por el Gobierno del primer ministro italiano, Matteo Renzi, volviera otra vez a la comisión de Justicia de la Cámara Alta, donde ha permanecido durante meses bloqueado debido a las múltiples oposiciones con las que se ha topado.

A partir de mañana, por tanto, el Senado comenzará a estudiar este controvertido proyecto que busca reconocer legalmente las uniones civiles entre personas del mismo sexo en Italia, uno de los pocos países europeos que carecen de una normativa al respecto.

Además, contempla que uno de los miembros de la pareja pueda adoptar el hijo natural del otro, uno de los puntos que más divisiones genera tanto fuera como dentro de las filas del Ejecutivo.

El actual borrador que comenzarán a estudiar los senadores italianos desde mañana por primera vez en la Cámara Alta no se refiere a "matrimonio" sino que sustituye el término por el de "específica formación social".

Las parejas homosexuales que deseen formalizar su compromiso sí contarán, sin embargo, con derechos como por ejemplo el de fijar un domicilio conjunto, elegir un apellido común e incluso a concederse su nacionalidad.

Respecto a la cuestión sobre la adopción, el documento no se refiere a la adopción de un hijo ajeno a la pareja, sino que solo permite la adopción del hijastro, del hijo de la otra parte de la pareja, sin asumir derechos sucesorios sobre el mismo.

Los sectores más conservadores defienden que este punto podría incentivar la gestación subrogada y que pondría en peligro la educación de los hijos, que -dicen- deben crecer en una familia con un padre y una madre.

Entre los defensores de la familia tradicional está Maurizio Lupi, quien fue ministro de Infraestructuras de Italia hasta el pasado año, cuando se vio obligado a dimitir al verse involucrado en un supuesto caso de nepotismo.

Con un mensaje en la red social de Twitter, Lupi expuso que "para un hijo, tener un padre y una madre es un derecho".

A favor del reconocimiento de las uniones civiles se encuentra, por ejemplo, Renzi, la ministra para las Reformas Constitucionales, Maria Elena Boschi, y casi la mayoría de los miembros de la formación Movimiento Cinco Estrellas.