• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Secuestran a dos sacerdotes italianos y a una monja canadiense en Camerún

Según se sospechas, los religiosos habrían sido secuestrados desde su parroquia por hombres armados que pertenecerían al grupo islamista nigeriano Boko Haram

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Dos sacerdotes italianos y una monja canadiense fueron secuestrados el viernes por la noche en el norte de Camerún, informaron este sábado fuentes oficiales.

Según el ministerio italiano de Relaciones Exteriores, los dos sacerdotes, Giampaolo Marta y Gianantonio Allegri, son originarios de Vicenza, en el norte de Italia.

El padre Henri Djonyang, vicario general de la diócesis camerunesa de Maroua-Mokolo, afirmó que los dos sacerdotes fueron secuestrados por hombres armados en su parroquia de Tchère, capital de la región del Extremo Norte.

"Dos sacerdotes italianos y una monja canadiense, Gilberte Bussier, de Tchère fueron secuestrados esta noche", añadió el vicario.

Según sospecha el padre Djonyang, los responsables serían el grupo islamista nigeriano Boko Haram, activo en la zona fronteriza entre Camerún y Nigeria. "Lo hicieron ellos (los Boko Haram)", acusó el vicario general.

Boko Haram reivindicó los secuestros en 2013 en esta misma región del sacerdote francés Georges Vandenbeusch y de la familia Moulin-Fournier, que luego fueron liberados.

Boko Haram, considerada una organización terrorista por Estados Unidos, lleva a cabo ataques sangrientos contra las fuerzas de seguridad y los civiles desde 2009 en el norte de Nigeria.

En la región, donde intentan replegarse los islamistas armados perseguidos por el ejército nigeriano, suelen registrarse enfrentamientos entre miembros de Boko Haram y las fuerzas de seguridad camerunesas.

A finales de febrero, presuntos activistas de Boko Haram secuestraron a un jefe tradicional camerunés del pueblo de Goumouldi, cerca de la frontera entre los dos países, y lo degollaron en territorio nigeriano, según una fuente policial camerunesa. En la zona fronteriza corren otros relatos de atrocidades similares. Ante esta amenaza, Camerún reforzó su dispositivo militar y policial.

"En la región del Extremo Norte, los efectivos de las fuerzas de seguridad y de defensa casi se han duplicado. Se han creado nuevos batallones" del ejército, aseguró el gobernador regional, Awa Fonka Augustine, sin revelar cuántos hay.

El objetivo "es garantizar la seguridad de nuestro territorio e impedir que la gente (de Boko Haram) que huye de los combates intensos en Nigeria entre en nuestro territorio", añadió.