• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Santos dice que están “tratando de acelerar al máximo” los diálogos con las Farc

Santos advirtió que no podía aplicarse “borrón y cuenta nueva” como ocurrió en procesos de paz anteriores | Foto EFE

Santos advirtió que no podía aplicarse “borrón y cuenta nueva” como ocurrió en procesos de paz anteriores | Foto EFE

El presidente colombiano dijo que el tiempo era relativo en negociaciones de ese tipo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo este jueves que su gobierno está “tratando de acelerar al máximo” las negociaciones con la guerrilla de las Farc, a la vez que insistió en que un eventual acuerdo de paz no permitirá impunidad total para los rebeldes.

“Que nos hemos demorado dos años, mucho tiempo. Sí, ojalá nos hubiéramos demorado uno. ¿Cuánto más nos vamos a demorar? El menor tiempo posible, estamos tratando de acelerar al máximo”, dijo Santos en un acto público en respuesta a una de las críticas más comunes al proceso de diálogo que su gobierno adelanta desde noviembre de 2012 en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

“Nos queda mucho camino por recorrer, queda todavía lo más difícil (...) ¿Que se ha demorado demasiado? El tiempo es relativo”, insistió el mandatario. En el marco de las negociaciones en Cuba, que se dan sin que se haya pactado un cese al fuego en Colombia, las partes han alcanzado ya acuerdos sobre el desarrollo agrario, el narcotráfico y la participación de los guerrilleros en política.

Aún quedan pendientes los temas de reparación de las víctimas, actualmente en discusión, así como el de abandono de las armas y la refrendación de los acuerdos.

Sobre lo que pasará una vez se concrete el acuerdo con los guerrilleros, Santos explicó que no está planteado un escenario de total impunidad, como aseguran los críticos del proceso.

“Hay que aplicar algo que se llama la justicia transicional, que fue una justicia que el mundo se inventó precisamente para facilitar la solución de conflictos armados pero sin sacrificar unos principios básicos de las víctimas”, como el derecho a la verdad, a la reparación y a la justicia, dijo el presidente colombiano.

“No podemos hacer lo que hicieron en otras épocas: borrón y cuenta nueva”, añadió, explicando que los negociadores están escuchando a las víctimas para buscar un balance que permita cierto grado de justicia pero a la vez la paz.

Colombia vive desde hace más de medio siglo un conflicto armado en el que han participado guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha, bandas criminales y agentes del Estado, dejando unos 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados por la violencia, según cifras oficiales.