• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Santos propuso refrendar por votación eventuales acuerdos con las FARC

El presidente colombiano Juan Manuel Santos / EFE

El presidente colombiano Juan Manuel Santos / EFE

El presidente de Colombia rechazó la petición de la guerrilla de dar estatus constitucional a los eventuales acuerdos que se logren en la negociación de paz con la guerrilla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, rechazó el miércoles la demanda de las FARC de elevar a estatus constitucional los eventuales acuerdos que se logren en la negociación de paz con la guerrilla, pero propuso refrendarlos a través de una votación popular.

Al inicio de los diálogos de paz que se realizan en Cuba, el jefe del equipo negociador de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez, pidió realizar una Asamblea Nacional para refrendar los acuerdos que se alcancen y garantizar así su cumplimiento y permanencia.

En las últimas horas, miembros de las FARC que se encuentran en La Habana volvieron a plantear la idea de una Asamblea Nacional Constituyente, que implica cambios en la carta magna del país de 46 millones de habitantes.

"Es muy posible que se pueda encontrar una fórmula para refrendar popularmente cualquier acuerdo. Eso está por discutirse. No voy a entrar en detalles precisamente porque es uno de los puntos en discusión", dijo Santos en un acto de Gobierno.

"Pero lo que sí quiero que quede muy claro es que no vamos a terminar estos acuerdos con una Asamblea Constituyente, como algunos han pedido (...) Que se borren de la mente esa posibilidad porque eso no va a ser así", advirtió el mandatario.

En la antesala de la crucial negociación para Colombia, desgarrado por una lucha interna de casi cinco décadas que ha cobrado miles de vidas, el gobierno dijo que no debatirá cambios al modelo económico y político y advirtió que si las FARC quieren hacerlo deben dejar las armas, entrar a la política y ganar las elecciones.

Antecedente de reforma

El último antecedente de una modificación a la Constitución se produjo en 1991, cuando Colombia convocó a una Asamblea Nacional que reformó la carta magna de 1886 en la que incluso participaron guerrilleros desmovilizados de grupos como el M-19, pero no las FARC ni el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En la actual negociación, bajo el principio de "nada está acordado hasta que todo esté acordado", se discuten cinco grandes temas que incluyen política agraria, garantías para el ejercicio de la oposición política, fin del conflicto, solución del narcotráfico y compensación a las víctimas.

Aunque han sido debilitadas por una ofensiva militar que inició en el 2002 el gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe, con el apoyo de Estados Unidos, lo que obligó al grupo rebelde a replegarse a aisladas zonas selváticas y montañosas, las FARC aún mantienen la capacidad de realizar ataques de gran impacto, inclusive en los grandes centros urbanos.

El avance de las Fuerzas Militares golpeó a las FARC, consideradas terroristas por Estados Unidos y la Unión Europea, que pasaron de tener unos 17.000 combatientes en la década de 1990 a unos 9.000 en la actualidad, mientras que sus principales comandantes murieron y otros miles desertaron.

El grupo rebelde, acusado de obtener millonarios recursos del narcotráfico, decretó el 20 de noviembre una tregua unilateral de dos meses que vence el próximo domingo y que dijo que no extenderá ante la negativa del gobierno de Santos de pactar una cese bilateral del fuego.

Por otra parte, Santos pidió mantener la confidencialidad en relación con el desarrollo de los temas que se tratan en los diálogos de paz de La Habana, hasta tanto haya acuerdos o avances, cuando aseguró que se comunicarán oportunamente a la opinión pública, como se pactó desde el comienzo.