• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Santos: No somos indiferentes con Venezuela

El mandatario de Colombia reconoció que tanto con Maduro como con el difunto Hugo Chávez tiene profundas diferencias de pensamiento | Foto EFE

El mandatario de Colombia reconoció que tanto con Maduro como con el difunto Hugo Chávez tiene profundas diferencias de pensamiento | Foto EFE

"Nos duele mucho lo que sucede en Venezuela", aseguró el mandatario en una entrevista con la emisora local RCN

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Colombia no es indiferente ante la situación de Venezuela, afirmó el miércoles el presidente Juan Manuel Santos.

"Nos duele mucho lo que sucede en Venezuela", aseguró el mandatario en una entrevista con la emisora local RCN. Santos recordó que, el 10 de agosto de 2010, tres días después de tomar posesión de su cargo, se reunió en el puerto colombiano de Santa Marta con el entonces presidente Hugo Chávez.
 
"Eso lo dije desde un principio... el hecho de que nos sentáramos, no quiere decir que estemos de acuerdo (con todas sus políticas de gobierno), pero nos interesa mucho a los colombianos que Venezuela no vaya a sufrir una implosión o vaya tener un desenlace muy negativo porque inmediatamente nos afecta a todos los colombianos", manifestó.
 
"Tenemos que hacer todo lo posible por mantener allá la estabilidad y así estamos actuando. Y la estabilidad se mantiene no `dando papaya' (cometiendo errores elementales) ni al gobierno ni a la oposición. Estamos tratando de buscar que esa estabilidad se dé. Por eso estamos buscando para ver que ese diálogo entre oposición y el gobierno se pueda dar en unos términos que produzca resultados'', agregó. De todos modos, Colombia debe respetar las circunstancias de cada país porque, dijo, "a nosotros no nos gustaría que Venezuela se entrometiera en nuestros asuntos internos; eso es algo que todos los países guardan y defienden con mucho ahínco".
 
Santos también abordó el tema de las FARC, y dijo que durante los casi cuatro años de su mandato fueron muertos los dos más importantes guerrilleros de ese grupo. En septiembre de 2010 fue abatido en las selvas del sur del país el jefe militar de esa guerrilla, Víctor Julio Suárez, "el Mono Jojoy"; y en noviembre de 2011 fue muerto por la fuerza pública Guillermo León Sáenz, alias "Alfonso Cano", entonces máximo comandante de las FARC.

Desde hace más de un año el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes. Según cifras oficiales, las FARC tienen en sus filas a unos 8.000 combatientes.

Santos recalcó que su gobierno pactó desde un principio con esa guerrilla que se negociaría sin cese de hostilidades, porque no quiero "pasar a la historia como otro presidente que les dio ventajas militares a las FARC. Por eso no he aceptado un cese al fuego y no lo voy a aceptar sino hasta cuando lleguemos al final'' de la negociación."Yo al principio tenía mucho escepticismo" sobre las negociaciones, dijo. "En la medida en que esto ha venido avanzando, me he venido convenciendo (de) que sí hay voluntad en la contraparte y eso es para mí es muy importante".
 
Sobre el exguerrillero del M-19, Gustavo Petro, quien hace dos semanas fue destituido formalmente como alcalde de la capital Bogotá, Santos dijo que fue un mal alcalde y que no tiene preferencias sobre quién lo reemplace de entre los tres candidatos que le propuso "Progresistas", el movimiento que en octubre de 2011 llevó a Petro a la alcaldía capitalina.
 
En una eventual elección popular para la alcaldía de la capital colombiana, Santos dijo que no se sentiría cómodo con que el elegido fuera su primo Francisco Santos porque ``sería un poco ridículo un Santos para la presidencia y otro Santos para la alcaldía". Santos, un economista y periodista de 62 años, asumió la presidencia el 7 de agosto de 2010. Actualmente aspira a ser reelegido por cuatro años más.
 
Sin embargo, una encuesta de la firma Cifras y Conceptos difundida el lunes arrojó que el 70% de los colombianos no estaría de acuerdo con la reelección de Santos. La muestra consultó a 2.500 personas cara a cara en 32 distintas localidades del país del 21 al 25 de marzo y tuvo un margen de error de 2,9 puntos porcentuales.