• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Santos espera que su nuevo mandato dinamice el proceso de paz

El presidente reelecto se ha opuesto a la reelección desde que el Congreso la aprobó en 2004 | Foto EFE / Archivo

El presidente reelecto, Juan Manuel Santos | Foto EFE / Archivo

"Yo espero que con este nuevo mandato podamos inyectarle más dinamismo para seguir avanzando (en el proceso de paz) y ojalá, mi deseo, es que este año podamos finiquitar estos acuerdos", dijo el mandatario 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se mostró esperanzado este viernes en México de que el segundo mandato que le dieron los colombianos el domingo pasado inyecte "más dinamismo" al proceso de paz con las guerrillas de las FARC y el ELN.

"Yo espero que con este nuevo mandato podamos inyectarle más dinamismo para seguir avanzando (en el proceso de paz) y ojalá, mi deseo, es que este año podamos finiquitar estos acuerdos", dijo el mandatario en una breve rueda de prensa al término de la IX cumbre de la Alianza del Pacífico en la costa mexicana de Nayarit (oeste).

Santos fue reelecto el pasado domingo frente al candidato del uribismo, Óscar Iván Zuluaga, por más del 50% de los votos.

"Hemos avanzado bastante en las últimas semanas", se felicitó el presidente enfatizando el acuerdo "fundamental" sobre las víctimas.

El gobierno de Colombia anunció la pasada semana la apertura de un proceso de paz con el ELN, que se suma al que ya avanza con los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para poner fin a un conflicto armado de medio siglo.

Sobre su relación a menudo complicada con Venezuela, Santos manifestó que va a mantener la misma política de "respetar las diferencias y trabajar sobre aquellos puntos donde tenemos objetivos comunes" y que espera seguir manteniendo "buenas relaciones" con el país vecino.

"Eso nos ha dado un buen resultado y creo que mantener esa política es lo más prudente y lo más conveniente", dijo el mandatario.

Venezuela y Colombia han atravesado complicados momentos en sus relaciones diplomáticas, que se fracturaron a finales del gobierno de Alvaro Uribe (2002- 2010) y fueron restablecidas por Santos a su llegada al poder, cuyo mandato no ha estado exento de fricciones con su vecino.