• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Santos le declara la guerra a los conductores ebrios con nueva ley

Juan Manuel Santos / AP

Juan Manuel Santos / AP

El presidente de Colombia afirmó que Colombia no "puede seguir permitiendo que personas borrachas o bajo efectos de la droga tomen un carro y le quiten la vida a otras"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le declaró hoy la guerra a los conductores ebrios con la sanción de la "Ley para la conducción bajo el influjo del alcohol y otras sustancias psicoactivas", que contempla duros castigos y que se empezará a aplicar durante las fiestas navideñas y de fin de año.

Durante la sanción, Santos afirmó que Colombia no "puede seguir permitiendo que personas borrachas o bajo efectos de la droga tomen un carro y le quiten la vida a otras", tras la alarma creada en el país a raíz de diversos casos sucedidos en los últimos meses.

El más polémico fue el del estudiante Fabio Andrés Salamanca, quien en estado de embriaguez y a alta velocidad causó un accidente de tráfico en el que murieron dos mujeres el pasado 12 de julio en Bogotá y causó heridas irreversibles al conductor del vehículo con el que impactó.

"No es posible que cada día, cada noche, tengamos víctimas heridas o fatales cuyo único pecado es estar en una vía pública", afirmó el presidente, quien ya ha ordenado a la Policía que obre "con toda la celeridad y con toda la eficacia" para que se aplique la nueva norma en las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Santos explicó que la ley, que se aprobó este lunes en la última votación en el Congreso con 101 votos a favor y tan solo dos en contra, "contiene sanciones penales y administrativas, dependiendo del grado de alcohol y de la reincidencia".

En los casos más laxos, para los que sean sorprendidos por primera vez con menor grado de alcohol en la sangre, la ley prevé una multa de 1,8 millones de pesos (unos 930 dólares), la suspensión de la licencia de conducir por un año, inmovilización del vehículo durante un día y 20 horas de trabajos comunitarios.

En los extremos, se cancelará la licencia a los infractores, se los multará con 28 millones de pesos (unos 14.500 dólares), veinte días de inmovilización del vehículo y 90 horas de trabajos comunitarios.

Además, Santos recordó que en el caso de homicidio por conducción bajo efectos del alcohol, la pena puede alcanzar los 18 años de cárcel.

"Este es un paso muy importante. Es un mensaje claro para que nadie más cometa la irresponsabilidad de manejar con tragos (alcohol) o bajo el efecto de las drogas", concluyó el presidente.