• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La Santa Sede explica hoy la segunda fase de reforma del banco vaticano

Imagen referencial. Vaticano | EFE

Imagen referencial. Vaticano | EFE

Entre estos detalles destaca la renovación de su Consejo de Superintendencia, encargado de definir la estrategia del IOR y de supervisar sus operaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Vaticano anunciará hoy la segunda fase de la reforma del Instituto para Obras de Religión (IOR), el conocido como banco vaticano, y dará a conocer detalles de este nuevo proceso.

Entre estos detalles destaca la renovación de su Consejo de Superintendencia, encargado de definir la estrategia del IOR y de supervisar sus operaciones.

La Santa Sede ya anunció ayer que para acometer esta nueva fase en la reforma del IOR, la Secretaría de Economía ha decidido que este plan deberá ser desarrollado por "un Consejo y un personal directivo de nuevo nombramiento, bajo un gobierno renovado".

La modificación de este cuerpo directivo del IOR pasaría por cambiar a sus cuatro consejeros y a su presidente, el abogado alemán Ernest von Freyberg, nombrado por Benedicto XVI, en lo que se consideró una de sus últimas decisiones administrativas como papa antes de su renuncia.

Los medios especializados coinciden en señalar que el empresario francés y consejero del Consejo para la Economía, Jean-Baptiste de Franssu. será llamado a relevar a von Freyberg.

Asimismo serán desvelados algunos detalles sobre los "pasos clave" de esta segunda fase de reforma operativa del IOR, fundado por orden del papa Pío XII en 1942.

La culminación de la primera fase de reforma del IOR fue anunciada ayer mediante la publicación del balance de sus cuentas durante 2013 y de un "análisis sistemático de todos los registros de clientes para identificar la información perdida o insuficiente".

De este análisis se desprende que la Santa Sede ha llevado a cabo una labor de individualización de las cuentas que el IOR albergaba y que no pertenecían al ámbito clerical sino que eran propiedad de clientes y sociedades privadas.

De este modo, a tenor del informe publicado por el Vaticano, los gestores han bloqueado 1.329 cuentas individuales y otras 762 de clientes institucionales.

La reforma del Banco de Dios es una de las prioridades en el papado de Bergoglio.

Tal es así que bajo su ministerio ha instituido diferentes organismos para controlar las finanzas del microestado, luchar contra el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo y alinearse con los parámetros de transparencia internacionales.

El pasado 24 de febrero, Francisco llevó a cabo una medida sin precedentes al instituir un "Ministerio de Economía" vaticano, la Secretaría de Economía, que se ocupa de gestionar todas las actividades económicas y administrativas de la Ciudad del Vaticano y de la Santa Sede.

Un organismo que sigue las directrices de un Consejo conformado por 15 miembros: ocho cardenales y obispos y siete laicos de varias nacionalidades expertos en cuestiones financieras.

Además el Vaticano cuenta con la Autoridad de Información Financiera diseñada por Benedicto XVI en 2010 y puesta en marcha por Francisco, así como la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, creada en 1967 por Pablo VI con el objetivo de administrar los bienes de la Santa Sede.