• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Samarás dice que Grecia ha tenido un año "revolucionario"

Inicialmente estaba previsto que la troika volviese a Atenas el lunes para tratar de cerrar su revisión del programa de ajustes | AFP

Grecia | AFP

El primer ministro griego dijo que Grecia ha vivido una serie de revoluciones en este año, y "como todas las revoluciones, nadie se las esperaba".

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro griego, Andonis Samarás, calificó hoy de "revolucionarios" los logros conseguidos por su país a lo largo de este ejercicio, el primero en muchos en que "no necesitaremos préstamos para cerrar el año".

Durante su intervención en el debate sobre los Presupuestos Generales de 2014, Samarás dijo que Grecia ha vivido una serie de revoluciones en este año, y "como todas las revoluciones, nadie se las esperaba".

Además de cerrar 2013 con un superávit primario, se ha logrado recortar el gastos más de lo previsto, se ha reducido la evasión fiscal y el déficit comercial, y al mismo tiempo se ha estabilizado el desempleo, señaló.

"Hasta este año los resultados de cada ejercicio eran peores que las previsiones. Esto significaba nuevos memorandos y el peligro de salir de la eurozona", recalcó Samarás, quien auguró que el próximo año Grecia volverá al crecimiento económico.

Previamente, el líder de la oposición, el izquierdista Alexis Tsipras, acusó al Gobierno de Samarás de haber llevado al país al círculo vicioso de la recesión y de la injusticia social.

"Grecia vive la peor situación de los últimos 60 años....Con pretexto de mantener el país en la eurozona hacéis desaparecer el euro del país. Confiscasteis los euros y la propiedad de los griegos", afirmó el presidente de Syriza.

Tsipras aseguró que su partido no promete un regreso a los "buenos tiempos" previos a la crisis, pero vaticinó que los presupuestos generales "no serán revisados en seis meses por la troika, sino por el nuevo Gobierno de Syriza".

Los presupuestos se han elaborado sin la aprobación de la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), que cree que las necesidades de financiación son superiores a lo que estima el Gobierno y por eso reclama medidas adicionales.

Los presupuestos no incluyen tampoco las consecuencias del levantamiento de la moratoria a los desahucios y el nuevo impuesto sobre la propiedad inmobiliaria, que previsiblemente se presentarán en el Parlamento el martes próximo.