• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Samantha Power queda a un paso de ser embajadora de EE UU

Samantha Power, nominada como embajadora del país en la ONU / AP

Samantha Power, nominada como embajadora del país en la ONU / AP

El pleno del Senado podría votar sobre su confirmación esta misma semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU aprobó la nominación de Samantha Power como nueva embajadora del país ante la ONU, lo que abre vía al último paso para su confirmación: el voto en el pleno de la Cámara alta.

Power, cuyas declaraciones durante su audiencia de confirmación la pasada semana han generado una nueva crisis diplomática entre EE.UU y Venezuela, fue confirmada con 16 votos a favor y dos en contra, los de los senadores republicanos Marco Rubio y Rand Paul.

El pleno del Senado podría votar sobre su confirmación esta misma semana, con lo que pasaría a ocupar el asiento de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En una audiencia el pasado miércoles en el mismo Comité, Power prometió que, si es confirmada, responderá “a la represión a la sociedad civil que se está produciendo en países como Cuba, Irán, Rusia y Venezuela”.

Al día siguiente, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó esas declaraciones y pidió una “rectificación inmediata”.

El viernes, el Departamento de Estado expresó su “completo respaldo” a Power, por lo que la cancillería venezolana anunció el sábado que suspendía de inmediato el proceso de diálogo para normalizar las relaciones con EE.UU, iniciado en junio.

Más allá de la frase que irritó al Gobierno venezolano, Power se centró en su discurso ante el Senado en asuntos como Siria, Irán o Israel, país contra el que, consideró, existe un “inaceptable sesgo” en la ONU.

Su énfasis en Israel evidenció los esfuerzos que ha hecho por dejar atrás la polémica sobre una declaración que hizo en una entrevista en 2002, cuando recomendó crear una “presencia militar” en Israel para compensar el poder político del lobby proisraelí en Washington, de lo que más tarde se ha retractado.

“Fue una respuesta muy incoherente”, reconoció el miércoles Power, increpada por el senador Rubio.