• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Salvador y Cuba respaldaron a Maduro en Cumbre del Caribe

Vista general de la inauguración hoy | Foto: EFE

Vista general de la inauguración hoy | Foto: EFE

Ambos jefes de Estados rechazaron la invocación de la Carta Democrática para Venezuela impulsada por Almagro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante la VII Cumbre del Caribe que se celebró ayer en La Habana, tanto el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y su homólogo cubano Raúl Castro, respaldaron el gobierno de Nicolás Maduro y rechazaron la invocación de la Carta Democrática Interamericana por parte del secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro.

Sánchez Cerén mostró apoyo al mecanismo de diálogo entre el presidente Maduro y la oposición: “Expresamos nuestra solidaridad al pueblo venezolano y a Maduro, al tiempo que hacemos votos para que cualquier dificultad sea superada por la vía del diálogo”, al tiempo que en advirtió que la democracia se ve amenazada por sectores opuestos a los sistemas de gobierno en Latinoamérica y el Caribe.

El primer mandatario cubano, Raúl Castro, también ratificó su “firme e incondicional solidaridad” con Maduro y Venezuela. Para Castro, quien ostenta la presidencia temporal de la Asociación de Estados del Caribe, es “motivo de profunda preocupación el inaceptable intento del secretario de la OEA por aplicar la llamada Carta Democrática Interamericana”.

Tras sus declaraciones, Castro reiteró que “Cuba jamás regresará a ese organismo”, al cual calificó como “instrumento de dominación imperialista”.
En esta última jornada de la Cumbre se prevé la presentación de un documento en solidaridad con Venezuela. Emitirán la "Declaración de La Habana" y aprobarán el Plan de Acción 2016-2018 para enfrentar los retos futuros como los efectos del cambio climático.

¡Atrévanse!

Retador se mostró el presidente Nicolás Maduro durante su intervención en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe. En su primera declaración internacional luego de la solicitud formal del secretario general de la OEA para activar el mecanismo y de la aprobación de una resolución en el Consejo Permanente sobre la crisis venezolana, Maduro denunció que la intención es anular a Venezuela.

“Se nos amenaza con una Carta Democrática. Una desproporción, una desfachatez. ¿Carta democrática con Venezuela? ¡Por favor, atrévanse! Venezuela podría ser la reina de la democracia en el continente. Tendríamos el record mundial de elecciones”, dijo.

Maduro denunció que el objetivo es romper el equilibrio regional: “Venezuela exige respeto a su derecho a definir nuestro sistema político, económico y social que corresponda a nuestra Constitución. Son brutales las presiones contra gobiernos y embajadores para aislar a Venezuela y aprobar este instrumento que sería una vergüenza”.

Concluyó enfatizando que su gobierno “no acepta ningún tipo de tutoría, monitoreo, ni intervencionismo”. Y abogó porque la oposición se siente definitivamente en la mesa de diálogo.