• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

SIP preocupada por el deterioro de la libertad de prensa en Guatemala

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa | AFP

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa | AFP

La SIP también exhortó al Gobierno guatemalteco a que investigue a fondo y con celeridad, además del atentado contra Rojas, el asesinato a tiros la semana pasada del locutor Luis de Jesús Lima y de los periodistas Luis Alberto Lemus Ruano y Napoleón Jarquín Duarte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), mostró su preocupación por el deterioro de la libertad de prensa en Guatemala, con la discriminación publicitaria contra el diario El Periódico, al tiempo que condenó los recientes ataques y asesinatos de periodistas en ese país.

La SIP, con sede en Miami, Estado Unidos, criticó en un comunicado la práctica de utilizar la "publicidad oficial y la aparente coerción gubernamental a anunciantes privados como instrumento para presionar el criterio editorial de un medio de comunicación", como lo ha denunciado en los últimos meses el director de El Periódico, José Rubén Zamora.

"El Gobierno no puede decir que es respetuoso de la libertad de prensa y que no intimida a un medio, cuando es evidente -y funcionarios del Gobierno lo han admitido- que El Periódico está siendo discriminado con la publicidad oficial", aseguró el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo.

La tensión generada por las denuncias que El Periódico viene haciendo sobre corrupción en la administración pública puede haber influido en un "cambio en los parámetros de protección que el Estado provee a Zamora", quien sufrió en 2003 un atentado que movió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a dictar medidas cautelares a favor del periodista.

Según las autoridades guatemaltecas, se levantó la protección a Zamora después de una evaluación de los criterios que obligaron a aplicar esas medidas cautelares que también afectaron a otros 28 casos.

En un espacio pagado en las páginas del periódico, el Gobierno guatemalteco, tras detallar el costo que supone la seguridad del periodista, apunta que El Periódico "mantiene una postura de publicar noticias falsas y tendenciosas, infundadas y con falta de pruebas en contra de funcionarios" de la Administración.

Pero asegura que el Gobierno, "en una actitud respetuosa y garante del derecho a la libre emisión del pensamiento", no ha intimidado ni reprimido la línea editorial del citado rotativo.

Zamora desmintió hoy la versión del Gobierno en otro espacio en su diario y, en concreto, se refirió a diferentes versiones sobre un altercado que tuvo lugar frente a su casa el viernes y sábado pasados con agentes del Ministerio Público.

El periodista denunció que se trató de un acto de intimidación, mientras el Gobierno explicó que simplemente se quería entregar una correspondencia referente a los cambios de parámetros sobre su seguridad.

Zamora sostiene que los actos de intimidación que viene sufriendo son parte de una campaña orquestada por el Gobierno para desprestigiar a su medio y restar credibilidad a sus denuncias sobre abusos de poder y corrupción.

Por otro lado, la SIP condenó el atentado contra el periodista guatemalteco Fredy Rodas y pidió una investigación expedita para esclarecer el suceso.

Rodas, corresponsal de Radio Sonora en Mazatenango, en el suroeste del país, fue interceptado el pasado lunes por la noche cerca de su vivienda por sujetos desconocidos que le dispararon en tres ocasiones en el rostro y la espalda.

El periodista fue trasladado a un hospital donde se encuentra estable. Se desconocen los móviles del ataque.

La SIP también exhortó al Gobierno guatemalteco a que investigue a fondo y con celeridad, además del atentado contra Rojas, el asesinato a tiros la semana pasada del locutor Luis de Jesús Lima y de los periodistas Luis Alberto Lemus Ruano y Napoleón Jarquín Duarte, los pasados 7 de abril y 20 de marzo, respectivamente.