• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia defiende la limpieza de las elecciones legislativas en Ucrania

Seguidores del Partido Ucraniano de las Regiones / EFE

Seguidores del Partido Ucraniano de las Regiones / EFE

Los observadores occidentales criticaron en particular el encarcelamiento de la ex primer ministra, Yulia Timoshenko y del exministro del Interior, Yuri Lutsenko, que calificaron de "Justicia electoral"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rusia defendió la limpieza de las elecciones legislativas en Ucrania, pese a las numerosas denuncias opositoras de fraude y que la misión de observadores de la OSCE calificó los comicios de "paso atrás" para la democracia.

"Durante el proceso de votación no se han detectado infracciones significativas que puedan influir en su resultado. Esto lo confirman numerosos observadores nacionales e internacionales, incluidos los rusos", informó la Cancillería rusa en un comunicado.

La nota destaca que las elecciones "transcurrieron con tranquilidad, sin excesos de ninguna clase y en consonancia con los estándares democráticos".

"La campaña electoral de casi tres meses, marcada por una dura lucha entre sus contrincantes, fue limpia y abierta", apunta, según las agencias locales.

Rusia opina que la principal conclusión de los comicios parlamentarios es que "Ucrania confirmó una vez más su lealtad a las normas vigentes en un Estado democrático y de derecho".

"Seguimos con interés la marcha de las elecciones y esperamos sinceramente como resultado de la expresión popular que la firme cooperación entre Rusia y Ucrania reciba un nuevo impulso", añade.

Los observadores de la OSCE, el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo criticaron las elecciones ganadas por el gobernante Partido de las Regiones del presidente, Víctor Yanukóvich, que roza la mayoría absoluta.

"Un paso atrás en relación con anteriores elecciones en Ucrania", ese fue el veredicto de la misión internacional de observadores de la OSCE sobre los comicios parlamentarios del domingo.

Los observadores occidentales criticaron en particular el encarcelamiento de la ex primer ministra, Yulia Timoshenko y del exministro del Interior, Yuri Lutsenko, que calificaron de "Justicia electoral".

Nada más conocerse el informe de la OSCE, la incansable Timoshenko se declaró en huelga de hambre en protesta por el supuesto fraude electoral.

"Me declaro en huelga de hambre en señal de protesta por la falsificación de las elecciones y la falta de legitimidad del Parlamento. Sé y creo que la mayoría de ucranianos me entienden y apoyan", aseguró.

En caso de estar en libertad, añadió, "llamaría, sin dudarlo, a acciones indefinidas de desobediencia civil para poner en su lugar a los falsificadores, como ya hicimos en otras ocasiones", en alusión a la Revolución Naranja de 2004.

"Del 29 de julio al 29 de octubre tuvieron lugar las elecciones mas sucias de la historia de la Ucrania independiente", sentenció.

Éstas elecciones eran claves en las relaciones entre Ucrania y la Unión Europea, que advirtió la pasada semana al presidente, Víctor Yanukóvich, que las parlamentarias serían una "prueba de fuego" sobre el compromiso democrático del país.

Pese a las críticas, el jefe de la delegación del Parlamento Europeo, Pável Koval, descartó posibles sanciones contra Kiev por el retroceso democrático, como en el caso de la vecina Bielorrusia, quizás por temor a entregar a Ucrania en los brazos de la Unión Aduanera con Rusia.

El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, proclamó la victoria del partido que lidera y subrayó que las elecciones habían sido limpias.