• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia no devolverá los bienes culturales confiscados por la URSS

El presidente de Rusia, Vladimír Putin / AP

El presidente de Rusia, Vladimír Putin / AP

El presidente Valdimír Putin indicó que si esta medida es aceptada por su país "se abriría la caja de Pandora"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este lunes que Rusia no devolverá los bienes culturales confiscados por las autoridades de la Unión Soviética tras el triunfo de la Revolución Bolchevique en 1917.


"Si ahora aceptamos esto, que cada propiedad del Estado ruso sea devuelta, abriremos la caja de Pandora. Puede ser que alguna vez lo hagamos, pero ahora, bajo mi punto de vista, no estamos preparados. Es imposible", dijo Putin, citado por las agencias locales.

El presidente, que hizo estas declaraciones en la visita al recién inaugurado Museo Judío de la Tolerancia en la capital rusa, no entró a juzgar las acciones de las autoridades soviéticas.

"Yo no digo ahora que el Gobierno soviético actuara correcta o incorrectamente después de la Revolución de 1917, cuando se nacionalizaron una gran cantidad de propiedades, pero han pasado ya cien años, y así es el estado de las cosas", señaló.

En particular, Putin aludió al caso del fallo de un tribunal norteamericano que impuso hace un mes a Moscú una multa diaria de 50.000 dólares (37.460 euros) por no devolver una colección de antiguos libros hebreos de la llamada Colección Schneerson.

El presidente criticó la decisión judicial que, en su opinión, llevó el caso al terreno de la confrontación entre ambos países y propuso trasladar la colección al Museo Judío de la Tolerancia.

La citada multa responde al incumplimiento de una sentencia de 2010 que obliga a Rusia a devolver a la comunidad religiosa judía Jabad-Lubavitch una colección de antiguos libros y documentos hebreos expropiada a su fundador, Iosef Itzjak Schneerson, durante el régimen comunista.

Entonces, el juez federal estadounidense Royce Lamberth sentenció que los seguidores del movimiento judío jasídico, nacido en la parte occidental del Imperio Ruso a mediados del siglo XVIII y establecido en Nueva York desde mediados del siglo XX, habían demostrado su derecho a recuperar la histórica colección.

La llamada Colección Schneerson está compuesta, según Jabad-Lubavitch, por unos 12.000 libros y 50.000 documentos de gran valor.

Rusia califica de "jurídicamente irrelevante" la sentencia del juez Lamberth y asevera que "ni se plantea tan siquiera alguna devolución a Estados Unidos", entre otros motivos porque la sentencia viola "el principio de inmunidad jurisdiccional de los Estados".

Ya en 2011, las autoridades judiciales estadounidenses intentaron embargar una colección de iconos rusos que se exponía entonces en territorio norteamericano, situación que se resolvió a favor de Rusia, pero que paralizó el intercambio cultural entre los dos países.