• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia dice que sus autoridades no castigan a las ONG, sino que ponen orden

Vladimir Putin / Reuters

Vladimir Putin / Reuters

"No hacemos nada extraordinario. Esas inspecciones de control estaban planificadas desde diciembre del año pasado con el fin de aclarar" que estas organizaciones cumplen las leyes, dijo Alexandr Lukashévich

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La campaña de registros masivos en las ONG rusas no persiguen castigar o reprimir a esas organizaciones, sino poner orden en su actividad, aseguró hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich.

"No se busca realizar actos de represión o castigo. Todo se lleva a cabo en el marco de la ley", respondió el diplomático a la preocupación que ha causado en Occidente la campaña iniciada por las fuerzas de seguridad rusas.

Lukashévich recalcó que las autoridades rusas tratan de "poner orden en la actividad de las ONG extranjeras" de tal manera que "todas las inspecciones se lleven a cabo en el estricto marco de la ley".

"No hacemos nada extraordinario. Esas inspecciones de control estaban planificadas desde diciembre del año pasado con el fin de aclarar" que estas organizaciones cumplen las leyes, añadió.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) rusas han tachado de ilegales los registros de sus oficinas por parte de las fuerzas de seguridad, que se incautaron en numerosos casos de ordenadores, dispositivos de memoria externos y toda clase de documentación.

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha defendido la actual campaña masiva de registros de las oficinas de las ONG rusas, aunque advirtió contra los excesos denunciados por los activistas.

La Fiscalía General también justificó la inspección masiva de las principales ONG que operan en Rusia, entre las que figuran Amnistía Internacional, Transparencia Internacional o Human Rights Watch, con la lucha contra el extremismo.

Los activistas consideran que esas acciones forman parte de una campaña oficial contra las organizaciones financiadas desde el exterior y que el Kremlin considera instrumentos de injerencia en los asuntos internos de Rusia.

Once ONG enviaron el pasado 6 de febrero una queja al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo contra la ley que regula desde noviembre sus actividades y que obliga a registrarse como "agentes extranjeros" a aquellas que reciben financiación del exterior.

Las principales organizaciones no gubernamentales rusas anunciaron en noviembre pasado que no acatarán en ningún caso la ley promulgada por el presidente ruso, al considerarla represiva.