• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia juzgará por extremista vídeo de Pussy Riot, Virgen María echa a Putin

El Tribunal Municipal de Moscú dejó en libertad condicional a Yekaterina Samutsévich

El Tribunal Municipal de Moscú dejó en libertad condicional a Yekaterina Samutsévich

La Fiscalía decidió presentar la denuncia tras realizar un estudio psicológico y lingüístico del contenido del vídeo que ha recibido cientos de miles de visitas en Youtube

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Justicia rusa estudiará el próximo 15 de noviembre la demanda por extremismo interpuesta por la Fiscalía contra el vídeo de la plegaria punk del grupo Pussy Riot en la catedral de Cristo Salvador de Moscú.

La Fiscalía decidió presentar la denuncia tras realizar un estudio psicológico y lingüístico del contenido del vídeo que ha recibido cientos de miles de visitas en Youtube, según informaron hoy fuentes judiciales a las agencias locales.

"Virgen María, echa a Putin", dice la letra de la canción del vídeo con el que las integrantes de Pussy Riot, tres de las cuales han sido condenadas a prisión, querían mostrar su rechazo al patriarca ortodoxo, Kiril, por llamar a votar a Vladímir Putin en las elecciones presidenciales de marzo.

Recientemente, el propio primer ministro, Dmitri Medvédev, ha reconocido que las integrantes del grupo no llegaron a pronunciar esas palabras en el templo ortodoxo, sino que éstas fueron insertadas más tarde cuando el vídeo fue colgado en Youtube.

El iniciador del proceso para que el vídeo de Pussy Riot sea reconocido como extremista fue el diputado ultranacionalista Alexandr Starovóitov.

En su opinión, el vídeo "ofende los sentimientos de millones de creyentes, influye negativamente en la moral de la sociedad y su visión acarrea consecuencias negativas".

Yekaterina Samutsevich, la única de las tres condenadas integrantes de Pussy Riot que ha sido puesta en libertad condicional, solicito la víspera participar en la sesión del tribunal Zamoskvoretski, pero éste rechazó su petición.

Al respecto, la Duma o Cámara de diputados de Rusia prepara un proyecto de ley que tipifica como delito penal las ofensas e injurias contra los sentimientos religiosos de los creyentes.

En caso de ser aprobada, la nueva ley obligará al infractor a pagar una fuerte multa, realizar trabajos sociales e incluso podría ser condenado a penas de cárcel.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que ha calificado de justa la condena de dos años de cárcel para las Pussy Riot, ha llamado a los Gobiernos de todo el mundo a que respondan con dureza ante las "provocaciones" religiosas.

Paradójicamente, recientemente el jefe del Kremlin respaldó la prohibición de que las escolares musulmanas vistan pañuelos para la cabeza y velos en los colegios, aduciendo que Rusia es un Estado secular.

El 21 de febrero pasado, cinco de las integrantes de Pussy Riot irrumpieron encapuchadas en una zona restringida del altar de la catedral de Cristo Salvador, donde cantaron y bailaron durante apenas 40 segundos.

Esto indignó a la Iglesia Ortodoxa Rusa, que enmarcó en incidente en la mayor campaña anticlerical desde la caída de la URSS, mientras la oposición y músicos en todo el mundo calificaron el hecho de mera gamberrada.